Erne, a la consejera: «Criticaremos su trabajo, pero nos jugaríamos el físico por ella»

El lehendakari llega al Parlamento acompañado de la consejera Estefanía Beltrán de Heredia y otros miembros de su equipo. / Blanca Castillo

En una carta pública, el sindicato de la Ertzaintza recrimina a Estefanía Beltrán de Heredia que se sintiera amenazada por la protesta a las puertas del Parlamento. «Estaba entre policías, así que no podía estar más segura»

ELCORREO.COM

El sindicato Erne de la Ertzaintza ha dirigido una carta a la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, para recriminarle que se sintiera amenazada en una protesta de ertzainas porque «no lo estaba», ya que se encontraba «entre policías» que se jugarían «el físico por ella».

A través de twitter, Erne ha hecho pública una carta a la propia consejera y al viceconsejero de Seguridad, al lehendakari, al presidente del PNV, y al Parlamento vasco, para asegurar que el miedo que pudo sentir Beltrán de Heredia solo se justifica por el desconocimiento de cómo son los agentes de la Ertzaintza y de lo que representan.

Dos centenares de agentes se concentraron ayer frente al Parlamento de Vitoria para denunciar la falta de seguridad que sufren los agentes como consecuencia del modelo policial y se acercaron a gritos al lehendakari y a los miembros de su gobierno mientras pedían la dimisión de la consejera de Seguridad.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, censuró que ertzainas que participaban en una protesta laboral en Vitoria se dedicaran a «acosar» a los «legítimos representantes» de la ciudadanía.

Erne inicia su carta recordando que se cumplía una semana de la muerte de un ertzaina en los incidentes ocurridos en Bilbao antes del partido entre el Athletic y el Spartak de Moscú, e indica que se concentraron ante el Parlamento para pedir responsabilidades.

Ha descrito que a la llegada al Parlamento de la consejera «se intuía con facilidad el miedo» en su mirada. «Un miedo básico, natural, el que se siente ante el reproche, ante la reprimenda, ante la culpa nunca asumida, ante la amenaza» y «un miedo derivado de la incomprensión», ha reflexionado el sindicato.

A juicio de Erne, Beltrán de Heredia «nunca ha entendido nada», «ni sabe nada de la policía» y, así, «ni nos conoce, ni nos quiere», le ha reprochado.

Por ello, el sindicato asegura que «se sintió amenazada, pero no lo estaba» porque «estaba entre policías, fuera de servicio pero policías» y, así, «no se puede estar más seguro».

«Criticaremos su trabajo, pero nos jugaríamos el físico por ella, como lo hacemos cada día por cualquier ciudadano. Nos enfadaremos, gritaremos, silbaremos, pero seguimos siendo responsables, siendo policías. Un concepto que ella nunca entenderá», han expuesto.

En ese contexto, el sindicato han considerado que «la única amenaza para la seguridad la generó el responsable del dispositivo cuando, sobrepasado por la situación y agarrotado por el miedo, ordenó a unos agentes de la Ertzaintza cargar contra otros».

Erne ha concluido indicando que los concentrados se fueron confiando en que quizás alguien «con sentido común y autoridad moral» sobre la consejera «le aconseje dejarlo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos