Erkoreka cree que el contenido de los Presupuestos vascos no puede ser un veto para que la oposición los apoye

Erkoreka, durante la rueda de prensa posterior al consejo de Gobierno./Igor Aizpuru
Erkoreka, durante la rueda de prensa posterior al consejo de Gobierno. / Igor Aizpuru

Pide al PP que no genere «confusiones forzadas» condicionando su voto a la modificación de la reforma fiscal

Octavio Igea
OCTAVIO IGEA

El portavoz del Gobierno vasco se ha mostrado esta mañana «optimista» ante el inicio de la segunda ronda de negociaciones con la oposición para intentar sacar adelante los Presupuestos autonómicos de 2018. Josu Erkoreka ha asegurado que el fracaso de las conversaciones, lo que obligaría a PNV y PSE a retirar su proyecto económico y prorrogar las Cuentas actuales, es una hipótesis «que ni barajamos», y ha reclamado a EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PP que acudan a los encuentros sin prejuicios. «El contenido de los Presupuestos no puede ser un veto a la hora de apoyarlos», ha asegurado.

Tampoco la reforma fiscal que han pactado las Diputaciones, y que el Partido Popular ha pedido que se retire como condición ‘sine qua non’ para dar luz verde a las cuentas. «Hay que disociar los debates y no generar confusiones forzadas», ha pedido Erkoreka.

Como ya pasara hace unos meses con la negociación presupuestaria de 2017, el PP vuelve a postularse como el apoyo más factible para que el Gobierno vasco saque adelante su plan económico del próximo ejercicio. Hay disposición por ambas partes -el consejero de Hacienda dijo la semana pasada que el pacto de este año había funcionado «fenomenal»- aunque la reforma fiscal que plantean PNV y PSE en las diputaciones se ha convertido en el escollo a evitar, según ha confirmado el presidente de los populares vascos, Alfonso Alonso.

Tras una primera toma de contacto «de cortesía» y la presentación oficial de los Presupuestos en el Parlamento vasco, el Ejecutivo Urkullu abre este martes los contactos con la oposición. Se reunirá a lo largo de la tarde con representantes del PP (16.00 horas) y Elkarrekin Podemos (17.30 horas) en la sede del Gobierno en Lakua, y el jueves hará lo propio con los de EH Bildu. Según el cronograma anunciado, el pleno para debatir las enmiendas a la totalidad se celebrará el 11 de diciembre y la sesión en la que se deben aprobar las Cuentas, once días después.

En su rueda de prensa habitual de cada martes tras el Consejo de Gobierno, Josu Erkoreka ha aplaudido que la tramitación de las Cuentas avance según lo previsto, y ha querido atraer a la oposición a su terreno asegurando que el contenido del Presupuesto es intachable pese a que ya ha generado las críticas de todas las formaciones, que han coindido en destacar la «dificultad» existente para apoyarlas.

Según Erkoreka los tres pilares del Presupuesto son buscar la reactivación económica, generar empleo y blindar los servicios sociales, «un contenido y unos objetivos ampliamente compartidos por todo el Parlamento vasco». Es por ello que ve «posible» un acuerdo «si no hay vetos previos». Un mensaje que ha personalizado más en el caso del PP, al que ha querido recordar que la Cámara de Vitoria puede negociar sobre las Cuentas pero no sobre los pormenores de la reforma fiscal que han sacado adelante las Juntas Generales de cada territorio.

Fotos

Vídeos