Dirigentes de Sortu visitan a Rafa Díez en prisión, a menos de un mes de su puesta en libertad

Rafa Díez junto a Rufi Etxeberria, en una comparecencia en la Audiencia Nacional.
Rafa Díez junto a Rufi Etxeberria, en una comparecencia en la Audiencia Nacional. / REUTERS

Arkaitz Rodríguez y Sonia Jacinto se han reunido con el exsecretario general de LAB en el Dueso y han anunciado que saldrá a la calle el 18 de agosto, tras seis años de condena

ÓSCAR B. DE OTÁLORA

Los miembros de la dirección Sortu Arkaitz Rodríguez y Sonia Jacinto han visitado este domingo en la prisión de El Dueso al ex secretario general de LAB Rafa Díez Usabiaga, el único encarcelado que continúa en prisión por el denominado 'caso Bateragune' -la refundación de Batasuna llevada a cabo en 2009- . La formación ha dado a conocer la visita en las redes sociales, medio por el que también ha asegurado que el exdirigente sindical saldrá a la calle el próximo 18 de agosto, con lo que habrá cumplido seis años de condena.

Tanto Arkaitz Rodríguez, actual responsable de acción política de Sortu, como Sonia Jacinto, máxima responsable de organización, fueron detenidos con Díez en 2009 y ellos salieron en libertad hace dos años. En la misma operación fue arrestado también Arnaldo Otegi, quien quedó en libertad en marzo de 2016. En la reorganización de Sortu llevada a cabo este año, los miembros de la izquierda abertzale que habían participado en el proceso Bateragune acapararon los principales puestos de dirección. Aunque es una incóginita cuál sera el papel de Rafa Díez, su liderazgo histórico en la izquierda abertzale y sus relaciones con figura como Arnaldo Otegi le sitúan como una de las figuras que podría incorporarse a la dirección del partido de la izquierda abertzale.

«Solución política»

La visita de Jacinto y Rodríguez se produce después de que el pasado 14 de julio el Tribunal Supremo rechazara rebajar la pena de seis años y seis meses de prisión que le fue impuesta a Rafa Díez por un delito de integración en organización terrorista. La defensa del exdirigente de LAB había reclamado que se redujeran los años de prisión pero la Sala de lo Penal del Alto Tribunal desestimó la petición y recordó que Díez Usubiaga era parte de una comisión que «trazó y transmitió» las líneas de actuación de ETA. Este fallo judicial contó con un voto particular, en el que se pedía la aplicación de atenuantes porque el cargo de la izquierda abertzale «no sólo no ha realizado ni promovido actos de violencia en el curso de su actividad política, sino que ha propiciado el acercamiento a una solución política del problema que late detrás de la lucha armada». La representación letrada anunció que iba a presentar un recurso ante esta decisión pero la inminente salida de prisión de Díez supondrá que cualquier fallo se produzca cuando el histórico dirigente se encuentre en libertad.

Durante su estancia en prisión Rafa Díez ha tenido un cierto protagonismo político mediante entrevistas, artículos de opinión o mensajes enviados en su nombre. En mayo de este año, en el congreso de LAB en el que se sustituyó a la secretaria general Ainhoa Etxaide por Garbiñe Aranburu, Díez Usubiaga envió un mensaje por medio de su hijo Naike. En esta intervención, el exdirigente defendía que LAB realice un «sindicalismo sociopolítico» ya que, en su opinión, «la lucha de clases no termina en las paredes de la empresa».

Fotos

Vídeos