Así fue el contundente arresto del acusado de apuñalar a un policía en Melilla

Un momento del arresto del agresor de Melilla. / MINISTERIO DEL INTERIOR

Los agentes rodearon al agresor y le redujeron para evitar que continuase su ataque

ELCORREO.COM

La Policía Nacional ha actuado con contundencia para detener a la persona armada con un cuchillo que atacó a varios agentes que custodiaban la frontera melillense de Beni Enzar al gritó de 'Alá es grande'. El arrestado, que según fuentes oficiales, que padece problemas mentales, se lanzó con un cuchillo sobre varios agentes, uno de los cuales resultó herido leve en un dedo por un corte de arma blanca. Las fuerzas de seguridad han descartado el móvil terrorista en la acción.

En un vídeo difundido en las redes sociales por el Ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, se puede ver como el agresor, con pantalones cortos y una sudadera azul, accede a las 7.35 horas a los controles fronterizos lo que provoca unos momentos de pánico entre los civiles que aguardaban para pasar a Marruecos. Varios agentes se dirigen entonces hacia el lugar en el que se encuentra en atacante, que avanza hacia ellos con calma. Los policías, que llevan a exhibir sus defensas reglamentarias, proceden a rodearle. En un momento de descuido, uno de los funcionarios policiales que se encuentra tras el agresor y sea hace con uno de los bloques de plástico que sirven para separar los carriles de tráfico. Armado con ese objeto se acerca al hombre que lleva el cuchillo y le golpea en la cabeza. El agresor cae al suelo al recibir el impacto y en ese momento los policías se avalanzan sobre él para reducirle.

El policía herido es un agente de 35 años que se encontraba en Melilla en comisión de servicios de quince días. Mañana miércoles tiene previsto regresar con sus compañeros de la UIP a Granada. No ha necesitado puntos de sutura en el dedo corazón de la mano izquierda donde sufrió la herida.

De 29 años y con problemas mentales

La Policía Nacional ha descartado el móvil terrorista tras recabar más datos sobre el detenido, un ciudadano marroquí de 29 años con problemas mentales, según han informado fuentes de la lucha antiterrorista.

Este mediodía el delegado del Gobierno en Melilla, Abdelamalik El Barkani, aseguró ante la prensa que «ni se descartaba ni se confirmaba el acto terrorista». «Es verdad que grita en árabe Dios es grande pero permítanme que sea prudente y fundamentalmente objetivo para que no dé más información que la que tenemos», ha señalado por la mañana Abdelmalik El Barkani. «Se están investigando todos sus antecedentes y todo lo que tiene que ver con el suceso», ha añadido. La frontera entre Melilla y Marruecos fue cerrada tras el incidente hasta que se recuperó la normalidad unos minutos después.

Juan Ignacio Zoido, ha llamado por teléfono a los policías para interesarse por su estado de salud y felicitarles por su intervención. «Han reaccionado de forma inmediata y en pocos minutos tenían controlada la situación», ha destacado el ministerio del Interior.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos