Detenido en Bélgica un español que reclutaba para el Daesh

Momento de la detención del sospechoso. / EUROPA PRESS

El arrestado, de 26 años y nacionalidad española, constituía el último eslabón de la denominada 'rama belga', una célula encargada de ampliar y fortalecer una red internacional de captación

COLPISAMadrid

Agentes de las Fuerzas de Seguridad belgas, en el marco de una operación desarrollada por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional española, han detenido hoy en Zaventem (Bélgica) a un hombre, de 26 años, de nacionalidad española y ascendencia marroquí, por su presunta integración en la organización terrorista Daesh, responsable de las labores de captación y adoctrinamiento en favor de la misma. Sobre el detenido había una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) emitida por el Juzgado Central de Instrucción, Número 5, de la Audiencia Nacional, en el marco de la cooperación y la lucha conjunta de los Estados miembros contra el terrorismo yihadista.

El detenido era el último reducto de un grupo que, con base en Bélgica, inicio en 2014 un importante proceso de radicalización en el que estaban implicadas de manera activa otras cinco personas, tres de ellas ya detenidas por las autoridades españolas y una por Marruecos, y entre las que se encuentra el hermano menor del ahora detenido apresado en octubre de 2015 por su pertenencia e integración a Daesh. Además, dos de los integrantes de esta célula fueron detenidos el pasado 8 de mayo en Badalona (Barcelona) y Salou (Tarragona).

Además, era el principal instigador de esta célula con la que llevaba a cabo labores de captación y adoctrinamiento en su vivienda o en cafés de la ciudad de Bruselas. Además de compartir de manera reiterada material audiovisual de corte radical entre sus miembros, perfeccionando de esa manera el adoctrinamiento, era el responsable de difundir la ideología de la organización a través de diferentes redes sociales en diversos países.

Asimismo se mantenía muy activo en grupos de mensajería instantánea móvil. En sus encuentros compartían vídeos que contenían operaciones kamikazes, escenas de ejecución y condenas a muerte por decapitación o el llamamiento de acciones terroristas en Europa.

Contacto directo con combatientes en Siria

Su contacto directo con combatientes yihadistas en Siria e Irak le llevó a transmitir al resto de miembros la necesidad de practicar técnicas de combate en su intención última de viajar a zona de conflicto. De hecho, el detenido intentó viajar en compañía de su hermano a estos países hasta en dos ocasiones. Al no lograrlo, los miembros de la célula decidieron aplazar su incorporación e involucrarse en acciones terroristas en Europa, en particular en Bélgica, donde llegaron a señalar objetivos concretos, determinados colectivos, localizaciones y edificios.

A pesar de la separación física de sus miembros, ya que se trasladaron a España y Marruecos, mantuvieron el contacto hasta sus detenciones, continuando la publicación de propaganda de Daesh e incitando a otros partidarios de la organización a cometer atentados terroristas.

La compleja operación desarrollada por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional española en colaboración con la Policía Federal Belga manifiesta su total compromiso en el marco de la cooperación nacional e internacional, y sitúa la interlocución con todos los agentes, instituciones y agencias implicados en la seguridad europea como el eje integrador necesario para la lucha contra el terrorismo yihadista en todas sus formas.

La operación se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central Instrucción, Número 5, y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos