Una falsa alarma antiterrorista obliga a desalojar la Sagrada Familia

Un agente patrulla en las inmediaciones de la Sagrada Familia.
Un agente patrulla en las inmediaciones de la Sagrada Familia. / Afp

La policía autonómica sospechó de una furgoneta que luego no contenía explosivos. El CITCO emitió a media tarde una alerta sobre la posibilidad de atentados en 48 horas en España o Francia

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Falsa alarma. Los Mossos d’Esquadra han acordonado durante más de dos horas el perímetro de la Sagrada Familia de Barcelona en el “marco de una operación antiterrorista”. Las autoridades también han procedido a desalojar a los viajeros que se encontraban en el metro en las estaciones de las líneas 2 y 5, pero al final todo ha resultado ser una falsa alerta.

Fuentes de la investigación han informado a este periódico que se investigó una furgoneta sospechosa aparcada en las inmediaciones del monumento. Los artificieros de los Mossos, que llegaron a estar desplegados en la zona, comprobaron finalmente que el vehículo no contenía explosivos. La policía también logró contactar con el dueño de la furgoneta.

El acordonamiento de la Sagrada Familia se produjo después de que la policía autonómica haya desplegado durante todo el día controles de seguridad por toda la ciudad.

El Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) del Ministerio del Interior ha emitido esta tarde una alerta de “fuente no confirmada” que apuntaba a la posibilidad de atentados en menos de 48 horas en España o Francia por parte de un comando de cinco activistas. La alerta, según mandos de la lucha antiterrorista, había sido distribuida por tres agencias de servicios secretos aliados, si bien los servicios de Inteligencia españoles no habían podido verificar la credibilidad de las informaciones.

Fotos

Vídeos