El PP «desaconseja» al PNV que «transite por la senda de la radicalidad»

Amaya Fernández en una foto de archivo./MANU CECILIO
Amaya Fernández en una foto de archivo. / MANU CECILIO

La secretaria general de los populares vascos, Amaya Fernández, insiste en que su partido está dispuesto a negociar los Presupuestos vascos si los nacionalistas «son responsables y dejan de forzar su discurso»

Koldo Domínguez
KOLDO DOMÍNGUEZ

El PP vasco sigue confiado en que el giro dado por el PNV en apoyo del ‘procés’ soberanista catalán sólo sea una ‘gripe pasajera’ y que tras el 1-O la tensión se rebaje y los nacionalistas vascos regresen al «entendimiento» que ha protagonizado sus relaciones en el último año. Por eso, lejos de elevar el tono y plantear a los jeltzales algún tipo de ultimátum, los populares centran estos días todas sus declaraciones en recordar los beneficios que los acuerdos firmados han acarreado a todas las partes. En el horizonte cercano está la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado y de las Cuentas vascas. Y aunque los dirigentes del PNV ya dejan entrever en privado que será muy difícil que vuelvan a apoyar a Rajoy en el Parlamento, los populares vascos se esfuerzan en mantener en pie los puentes de diálogo.

La secretaria general del PP vasco, Amaya Fernández, ha insistido esta mañana en esa misma idea. No ha exigido y reclamado nada al PNV, sino que ha «desaconsejado» a los jeltzales que «transiten por la senda de la radicalidad». En ese sentido, ha hecho una «llamada a la responsabilidad» y ha asegurado que su formación «espera que el PNV reconsidere su posición» y deje de «forzar su discurso» para regresar a la «senda de la utilidad» en Euskadi. «Y ahí encontraremos un espacio compartido con el PP vasco para llegar a acuerdos», ha planteado en una comparecencia pública en San Sebastián. De hecho, la ‘número 2’ de Alfonso Alonso ha asegurado que su partido sigue dispuesto a día de hoy a hablar con el PNV sobre las Cuentas del Gobierno vasco. «Siempre vamos a estar al otro lado del teléfono para hablar», ha manifestado.

El PP quiere, en definitiva, que los jeltzales «piensen en todo lo que hemos conseguido tras la época del plan Ibarretxe», sobre todo en el plano de la «convivencia» y pongan por «delante de sus siglas y sus intereses a los ciudadanos vascos».

Fernández sí ha elevado el tono de su crítica a la hora de valorar la sesión de esta mañana de la ponencia de Memoria del Parlamento vasco, en la que ha comparecido un ex preso de ETA para hablar sobre la dispersión. Para el PP, que un «condenado por terrorismo sea presentado como víctima» resulta una «ofensa para las víctimas y para los mayoría de vascos». «Es una burla que busca confundir a la sociedad vasca», ha afirmado, al tiempo que reclamaba a PNV y PSE que «reconsideren su posición» en este foro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos