El PSE denuncia un «brutal acoso» de la izquierda abertzale a su portavoz de Zarautz

Gloria Vázquez, portavoz socialista en el Ayuntamiento de Zarautz.
Gloria Vázquez, portavoz socialista en el Ayuntamiento de Zarautz.

Reprocha que se haya «orquestado una campaña» a través de las redes sociales tras varios comentarios de la edil en Twitter

OCTAVIO IGEA

El PSE denunció ayer la «brutal campaña de acoso» que, a su juicio, ha iniciado la izquierda abertzale a través de las redes sociales contra la portavoz socialista en el Ayuntamiento de Zarautz, Gloria Vázquez, a raíz de la suspensión de unas fiestas locales y de algunos comentarios realizados por la edil en su perfil de Twitter. «Buscan el amedrentamiento, la coacción y la intimidación del adversario político y de cualquiera que discrepe», lamentaron portavoces del PSE mediante un comunicado en el que solicitaron el final de los «ataques».

Vázquez fue la candidata socialista a la alcaldía de Zarautz en las elecciones municipales de 2015 y, tras el pacto firmado por PSE y PNV, ocupa la concejalía de Igualdad. Las primeras discrepancias con EH Bildu aparecieron tras la reciente cancelación de las fiestas de Azken Portu. El exceso de ruido generó el año pasado una cascada de quejas vecinales y la limitación de decibelios establecida por el Consistorio hace que este verano «no se den unas condiciones mínimas para que los músicos actúen», según lamentó la comisión de fiestas. La decisión no ha gustado en el seno de la coalición soberanista y en el PSE creen que se está «utilizando políticamente» la suspensión.

«Es indecente»

Aunque el principal rifirrafe ocurrió la semana pasada, cuando Vázquez criticó en su cuenta de Twitter el aspecto físico de la portavoz de la CUP, Anna Gabriel, y su cercanía a la izquierda abertzale. «Es tal la conexión que hasta coinciden en el peinado a lo eusko nazi», tuiteó la portavoz socialista. El comentario generó una oleada de críticas que el PSE atribuye al entorno de EH Bildu, aunque acusa directamente a «históricos dirigentes» como Joseba Permach de «orquestar» una campaña «que llega al insulto personal».

El PSE instó a EH Bildu a poner freno a la oleada de críticas y aseguró que los intentos de presión son «más propios de tiempos que creíamos superados». Los socialistas tacharon la situación como «indecente» y advirtieron de que «traspasa todas las líneas de la decencia política». «La izquierda abertzale muestra sus discrepancias a través de la intimidación. Debe aceptar que otros representantes políticos y ciudadanos no comulguen con sus planteamientos».

Fotos

Vídeos