El Gobierno «lamenta las consecuencias» de las cargas policiales del 1-O

El Gobierno «lamenta las consecuencias» de las cargas policiales del 1-O

«Cuando he visto las imágenes, y sé que hay personas que han recibido golpes o empujones, solo puedo pedir disculpas», lamenta el delegado del Gobierno en Cataluña

NURIA VEGA y MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Política de gestos. El Gobierno ha “lamentado” los heridos tras las cargas policiales del 1 de octubre en los locales habilitados para la votación. El Ejecutivo insiste, en todo caso, en que el balance de la Generalitat no era fiable y recuerda que Policía y Guardia Civil cumplían con un mandato judicial para impedir el referéndum suspendido. “Se dirigieron para evitar la votación, no contra las personas; el que hubiera personas que sufrieran esas consecuencias es algo que todos lamentamos”, ha admitido el ministro portavoz.

Más información

Se trata de un cambio sutil pero relevante en el discurso, cuando la misma noche del 1 de octubre el presidente del Gobierno no hizo referencia alguna a los enfrentamientos en las calles de Cataluña. Hoy Íñigo Méndez de Vigo, pese a mencionar los “excesos” que se contaron sobre la actuación de las fuerzas de seguridad, realiza una concesión. “Si hubo incidentes, hubo personas que resultaron perjudicadas, evidentemente todos los sentimos”, ha trasladado tras el Consejo de Ministros.

Del mismo modo, el Gobierno rehúsa hoy incidir en el mensaje que negaba la semana pasada toda capacidad de interlocución a Carles Puigdemont y Oriol Junqueras. La rendija que abre el Ejecutivo para recomponer puentes con la Generalitat es la del respeto a la ley. “Una vez se vuelva a la legalidad se podrá empezar a hablar en el Parlamento de Cataluña y fuera”, ha tendido la mano Méndez de Vigo.

Todos los sindicatos de Policía piden el cese inmediato del delegado del Gobierno por pedir «perdón» por 1-O

Los cinco sindicatos de la Policía Nacional ( SUP, CEP, UFP, SPP y ASP) han exigido al Gobierno de manera formal el cese inmediato del delegado del Gobierno en Cataluña por pedir “perdón” por la actuación de las fuerzas de seguridad durante el 1-O.

“Nuestra actuación se ajustó en todo momento a derecho, a las ordenes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y a las instrucciones del Ministerio del Interior”, ha destacado el portavoz del SUP, Ramón Cosío, quien ha anunciado además que reclamarán la “reprobación” del PSC por su “equidistancia” entre las fuerzas de seguridad y los Mossos, “cuando los primeros cumplieron con sus obligaciones legales y los segundo lo que hicieron fueron justo lo contrario el pasado domingo”

El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, en una entrevista en TV3 hoy ha lamentado y ha pedido disculpas por los heridos y las consecuencias de las cargas policiales en colegios electorales en el operativo contra el 1-O pero ha responsabilizado al Govern de la situación porque considera que incentivó el voto pese a que el TC había declarado ilegal el referéndum.

Fuentes gubernamentales insisten en que el primer paso, “el más importante”, es que las fuerzas secesionistas renuncien a declarar unilateralmente la independencia la próxima semana en la Cámara catalana. Y después, que sellen allí la fractura tras la aprobación de las leyes de desconexión suspendidas por el Tribunal Constitucional. Mientras tanto, el Gobierno hace ver que la amenaza de ruptura se entiende como un “chantaje” que no permite conversación alguna. “Es importante que hablen los representantes catalanes entre sí, restaurar la convivencia”, ha apuntado el portavoz.

Asimismo, el Gobierno reclama que la Generalitat no dé “pasos sin vuelta atrás” y recuerda que no basta con romper para ser independiente, que faltaría que a nivel internacional reconozcan el proceso y el estatus proclamado de manera unilateral.

«Solo puedo pedir disculpas»

Por su parte, el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha apoyado hoy la actuación policial durante el 1-0, aunque ha añadido que ante determinados casos puntuales y a la vista de las imágenes solo puede "pedir disculpas".

"Cuando he visto las imágenes, y sé que hay personas que han recibido golpes, empujones y hay una persona en el hospital, sólo puedo pedir disculpas", ha señalado Millo en una entrevista en TV3, en donde ha dejado claro que la Policía Nacional y Guardia Civil actuaron el 1-O por petición de los Mossos e "hicieron su trabajo de la mejor manera que pudieron en una situación muy tensa".

Ha dejado claro que no piensa dimitir por las cargas policiales del 1-O sino, "al contrario", que trabajará "intensamente" para evitar problemas "mayores" y ha explicado que la actuación policial tenía el objetivo de impedir que abrieran los colegios en cumplimiento de una orden judicial.

El delegado del Gobierno en Cataluña ha lamentado esas "imágenes" de las cargas policiales, que ha calificado de "terribles", y ha pedido "disculpas" por ello, pero ha argumentado que esa actuación policial hay que "interpretarla" en el contexto de ese día, recordando que frente a la decisión del Govern de saltarse la legalidad las fuerzas policiales "tenían la obligación de hacerla cumplir".

Actuaron para "recuperar el material electoral" y "no contra las personas", ha dicho Millo al defender que los criterios que siguieron las fuerzas de seguridad "no fueron equivocados, fueron profesionales" y tenían la orden de aplicarlos "con proporcionalidad".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos