Correa admite pagos en B del PP de Valencia y señala a Camps

El cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa./E. C.
El cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa. / E. C.

El cabecilla de la trama Gürtel negocia con la Fiscalía y trata de atenuar los 24 años y medio de condena a los que se enfrenta

M. B.

Francisco Correa admitió ayer ‘pagos en B’ por parte del PP de Valencia. El cabecilla de la Gürtel, que será juzgado a partir del lunes en la Audiencia Nacional junto a otros 19 acusados por la supuesta financiación ilegal de la formación popular, negocia con Anticorrupción un acuerdo de conformidad que atenúe la condena de 24 años y medio a la que se enfrenta, a cambio de reconocer los hechos y reparar el daño. De hecho, en febrero, los nueve empresarios implicados en el caso admitieron la financiación irregular para reducir los castigos.

Correa reconoce en un escrito, del que ha tenido constancia el Juzgado Central de lo Penal, que juzgará estos hechos, que el PP valenciano pagó en B trabajos en campañas electorales encargados a Orange Market, empresa de Gürtel del también acusado Álvaro Pérez, ‘El Bigotes’.

Según la confesión de Correa, ese dinero B de Valencia se trasladaba después a Madrid para guardarlo en una ‘caja B’ que él controlaba y de la que pagó a ‘El Bigotes’ un sueldo por no poderle meter en nómina por sus problemas con Hacienda, tal y como ya relató en el juicio por la primera época de Gürtel (1999-2005). Tras expresar su deseo de colaborar con el Juzgado y la Fiscalía para «esclarecer los hechos» y asegurar que son «ciertos» los que le atribuye la Fiscalía en su acusación, cuenta que la sociedad Orange Market fue creada por la trama cuando dejaron de trabajar para el partido en Génova.

El escrito explica también que, a través de un contacto con ‘El Bigotes’,llegaron hasta el expresidente valenciano Francisco Camps y comenzaron a trabajar para el PP en Valencia. El pago por sus servicios en campañas electorales, según su versión, se los abonaba el partido a Orange Market de tres formas: mediante facturas correctas, ‘pagos en B’ o la creación de facturas ficticias que se giraron a distintos empresarios por trabajos no realizados.

Si bien admite que estaba al corriente de esa forma de pago, dice desconocer los detalles de «tales operaciones», y explica los roles de cada uno: ‘El Bigotes’ se dedicaba a la captación de los eventos y su desarrollo; el segundo en la trama, Pablo Crespo, y otro integrante del llamado grupo Correa, Cándido Herrero, supervisaban desde Madrid los costes de los eventos.

Por el momento, el juez central de lo Penal, José María Vázquez Honrubia, al que corresponde sopesar los hechos, asumía en diciembre la petición, firmada por Correa, de desbloquear dos cuentas en Suiza a nombre de Golden Chain Properties en la entidad Crédit Suisse «para proceder a la reparación del daño causado». Al decretar el desbloqueo, acordado al estallar el caso en 2009, el magistrado concretaba que solo se debe extraer de esas cuentas los 2 millones de euros que la Fiscalía estima que se defraudó al financiar de forma irregular las elecciones autonómicas y municipales de 2007 y las generales de 2008 a través de la trama Gürtel y sus vínculos con la excúpula del PP valenciano.

Petición «atendible»

«Es plenamente atendible dada la expresa petición del titular de las cuentas», expone el juez, que explica que la repatriación de los fondos «no solo posibilita la pronta recuperación de la suma defraudada al perjudicado, sino que puede fundamentar la atenuante de reparación antes mencionada con la consiguiente disminución de la pena a imponer al acusado». Esa rebaja en la pena es posible -añade el auto- «al facilitar la acción de la justicia, y la agilización de la causa», y por «existir un alto grado de probabilidad además que el encausado Francisco Correa extienda su colaboración».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos