El Congreso respalda de forma abrumadora las leyes del Concierto y del Cupo vascos

El consejero vasco de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, muestra su satisfacción en la tribuna de invitdos del Congreso juto all diputado de Hacienda de Gipuzkoa,Javier Larrañaga, el de Bizkaia, José María Iruarrizaga, y el de Álava, José Luis Cimiano. / EFE

Montoro alaba la «lealtad» del Gobierno de Iñigo Urkullu y subraya que el sistema tributario vasco «no es un privilegio»

DAVID GUADILLA

Con un apoyo abrumador y constantes apelaciones a las virtudes del «diálogo», del «pacto», de la «lealtad institucional» y a la necesidad de respetar la «singularidad» de España, el Congreso ha aprobado esta mañana la nueva ley Quinquenal del Cupo y la de modificación del Concierto, lo que refuerza de manera sustancial el autogobierno vasco. Lo ha hecho con el apoyo del PP, PSOE, Unidos Podemos, PNV, los nacionalistas catalanes y la práctica totalidad del grupo mixto, y ante la mirada de una importante delegación institucional y política vasca. Un total de 292 diputados han dado su visto bueno a la Ley del Cupo, mientras que 294 han respaldado la del Concierto -la diferencia es que en el primer caso los dos representantes de EH Bildu se han abstenido-. En contra, en ambos casos, los 36 diputados que suman Ciudadanos y Compromís.

En la tribuna de invitados estaban presentes, entre otros, el consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, los responsables de Hacienda de los tres territorios; el presidente del PNV, Andoni Ortuzar; la secretaria general del PP vasco, Amaya Fernández, así como otros dirigentes populares en Euskadi.

El trámite supone la culminación del pacto alcanzado hace ya varios meses entre los gobiernos central y vasco. Una negociación que restableció los puentes abiertos entre jeltzales y populares, y que más tarde tuvo su continuación en diversos acuerdos presupuestarios. Básicamente, se fija el cálculo del Cupo hasta 2021 y se introducen en la ley del Concierto algunas modificaciones que permitirán a las haciendas vascas obtener más ingresos a través de algunos tributos.

Explicación pedagógica de Montoro

Pero durante la sesión de hoy la parte técnica ha quedado diluida por la política. El encargado de defender las bondades de lo firmado ha sido Cristóbal Montoro. Y lo ha hecho con una explicación casi pedagógica; explicando a los diputados qué es el Cupo, cómo se pagan los impuestos en Euskadi y cómo el régimen especial que se aplica en el País Vasco está recogido en la Constitución.

Una intervención ‘académica’ -Cupo líquido, IVA de importación…- que el propio ministro de Hacienda ha explicado. «Me estoy poniendo algo técnico, pero es que después de oír algunas cosas, creo que merece la pena».

La frase tenía su carga política. Durante las últimas semanas, algunos dirigentes, en especial desde Ciudadanos, se ha criticado el acuerdo alcanzado y aprobado esta mañana al considerarlo un «agravio» hacia el resto de comunidades. «No es un privilegio ni una discriminación ni una moneda de cambio», ha recalcado Montoro, quien, sin mencionar a nadie en concreto, ha añadido: «Algunos no entienden los conceptos».

Durante su intervención, el titular de Hacienda se ha esforzado en destacar el «diálogo», la «lealtad constitucional» y que este acuerdo ha sido posible, entre otras cuestiones, porque tanto el gobierno español como el vasco se han movido «en el terreno de lo posible» y sin hacer planteamientos que «desbordaran» los «límites». En un mensaje en el que la situación catalana ha sobrevolado toda la sesión, Montoro ha agradecido al Ejecutivo de Iñigo Urkullu y al PNV su «voluntad de entendimiento» a través de un «diálogo leal y sincero». «Con respeto a la ley y lealtad, cualquier acuerdo es posible», ha añadido.

Críticas a Ciudadanos

Un discurso que no ha convencido a Albert Rivera. El líder de Ciudadanos no solo ha presentado una enmienda a la totalidad a los proyectos presentados hoy en el Congreso. Lo ha hecho al régimen económico vasco en su conjunto. En una intervención sin matices, ha afirmado que es insolidario, un «privilegio» y que el Gobierno se pasa «por el arco del triunfo» la igualdad territorial. El aluvión de críticas del resto de grupos, incluido Montoro, no se ha hecho esperar.

También ha defendido los dos proyectos Idoia Sagastizabal. La diputada del PNV ha rechazado que Euskadi sea un «paraíso fiscal», ha asegurado que el País Vasco es solidaria con el resto de comunidades y ha subrayado que la cuantía del Cupo no afecta a la financiación del «régimen común» del resto de autonomías. «No es un acuerdo opaco», ha recalcado.

Por Unidos Podemos ha hablado Nagua Alba. La secretaria general de Podemos Euskadi ha cargado contra el PNV y contra la fórmula en que se han desarrollado las negociaciones. «No puede ser una moneda de cambio a cambio de pactos presupuestarios». Pero ha defendido el valor de lo aprobado hoy y ha cargado con dureza contra Ciudadanos. «Sería interesante preguntar a alguno de los que vota ‘no’ qué es el Concierto». «La desigualdad no tiene que ver con el Cupo, sino con los que no pagan impuestos. El ‘cuponazo’ son las amnistías fiscales y la corrupción», ha añadido.

Desde el PSOE, Pedro Saura ha defendido la constitucionalidad del régimen fiscal vasco, pero sobre todo ha aprovechado su intervención para exigir al Gobierno central que agilice la negociación del modelo de financiación del resto de autonomías y ha dirigido sus críticas hacia Montoro. «Todo este debate está trufado de las mentiras y las hipocresías de Ciudadanos».

Javier Maroto (PP), además de arremeter contra Rivera, ha recordado que el sistema tributario vasco es un acuerdo pactado, con riesgos y que los ciudadanos vascos pagan más impuestos que el resto de los españoles. En ese momento, ha mirado hacia la tribuna, donde se encontraba Ortuzar, y ha pedido a los jeltzales que «bajen» los impuestos en Euskadi. El PP vasco ha condicionado su respaldo a los Presupuestos de Urkullu a que la reforma fiscal pactada con el PSE quedé aparcada.

Marian Beitialarrangoitia (EH Bildu) ha reconocido que el Concierto y el Cupo son «herramientas importantes» para el autogobierno, pero ha lamentado la forma en la que se ha alcanzado el acuerdo y que sustentan la «subordinación» al Estado

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos