El Congreso certifica hoy la «paz fiscal» con Euskadi al aprobar el Cupo y el Concierto

Cristóbal Montoro y Pedro Azpiazu./E. C.
Cristóbal Montoro y Pedro Azpiazu. / E. C.

PP, PSOE, Podemos y PNV escenifican su sintonía en pleno debate sobre la financiación autonómica

DAVID GUADILLAENVIADO ESPECIAL. MADRID

La nueva ley Quinquenal del Cupo y la de modificación del Concierto Económico, pactadas hace meses por los gobiernos central y vasco, serán ratificadas esta mañana en el Congreso de los diputados con el aval del PP, PSOE, Unidos Podemos, PNV y, previsiblemente, el de los nacionalistas catalanes del PDeCAT y ERC. La sesión que se celebra en la Cámara baja desde las nueve de la mañana es el último trámite legal para dar validez a una normativa que, como subrayó el Ejecutivo autónomo en su momento, permite alcanzar una «paz fiscal» al menos hasta 2021. Ambos proyectos contarán con el rechazo explícito de Ciudadanos, al considerar que suponen un «privilegio». EH Bildu se abstendrá, no tanto por el contenido, sino por haberse negociado entre el PNV y el PP, partido este que ha aplicado el artículo 155 de la Constitución para hacerse con el control de la Administración de Cataluña.

La sesión de hoy evidenciará la sintonía que el PNV mantiene con PP y PSOE en este asunto, en un momento en el que las comunidades autónomas están exigiendo al Gobierno central una mejora de su financiación y se mira con bastantes reticencias el acuerdo alcanzado por el Cupo vasco. Hasta el punto de que ayer el Ejecutivo central volvió a efectuar una encendida defensa del sistema especial que tiene Euskadi. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, lo verbalizó ayer, por segunda semana consecutiva, en el Congreso de los Diputados. Defendió el Cupo vasco por el «mayor esfuerzo fiscal» que, según recalcó, hacen los contribuyentes de Euskadi. «En el País Vasco se están pagando más impuestos», advirtió en respuesta a Ciudadanos durante el pleno de control al Gobierno de ayer.

El titular de Hacienda alabó, en este sentido, la especificidad vasca. Aseguró que las haciendas forales también «son España» y tienen una peculiaridad que se debe valorar «porque llevamos 40 años aplicándolo y nos ha salido bien». «Una financiación autonómica serve para que tengamos igualdad de oportunidades en los servicios públicos y luego, si en una comunidad autónoma o en un Ayuntamiento se da una prestación pública superior porque se pagan impuestos más altos, lo decidirán los ciudadanos de ese ayuntamiento o de esa hacienda foral», insistió.

Más empresas cotizarán

Con la aprobación de las nuevas leyes, Euskadi se garantiza varias cuestiones. Por un lado, con la modificación de la ley del Concierto, crecerá el número de empresas que cotizan en Euskadi y las diputaciones podrán aumentar sus ingresos a través de algunos cambios en el IRPF y en el Impuesto de Sociedades. Además, establece unas reglas claras para el Cupo para los próximos años. Pero, sobre todo, tiene un importante valor político. En plena tormenta catalana, los gobiernos de Mariano Rajoy e Iñigo Urkullu apuestan por una vía de colaboración frente al proceso unilateral emprendido por la Generalitat.

Aunque ambas partes han recalcado que el escenario vasco y el catalán están desvinculados y que la aprobación de las leyes del Cupo y el Concierto solo supone ratificar lo pactado hace meses, la realidad es que la sesión del Congreso llega en un momento significativo y demuestra que la relación entre populares y jeltzales, a pesar de ciertos altibajos, se mantiene, sólida. Se da por hecho que la semana que viene el PP vasco pueda comprometerse a apoyar las Cuentas públicas del Gobierno vasco para el año que viene tras conseguir que el PSE se avenga a introducir modificaciones en la reforma fiscal que había consensuado con el PNV. A partir de ahí, la posibilidad de que el grupo nacionalista avale los Presupuestos de Mariano Rajoy tras las elecciones catalanas del 21 de diciembre, siempre y cuando deje de aplicarse el 155 de la Constitución, gana enteros.

La tramitación en el Congreso se ha realizado por la vía ‘exprés’, con un solo debate y con un procedimiento de lectura única. De esta forma se garantiza su aprobación, pero también ha servido para avivar las críticas de Ciudadanos. La formación de Albert Rivera ha sido extremadamente dura durante los últimos días y ha asegurado que la ratificación de las leyes del Cupo y del Concierto son una demostración de los supuestos “privilegios” que disfrutarían las haciendas vascas frente al resto de comunidades. A este discurso también se ha sumado Compromís, la formación nacionalista valenciana que comparte Gobierno de coalición con el PSOE. De hecho, a los socialistas también les ha salpicado la polémica. Aunque no se pone en cuestión el modelo y se reconoce que el sistema del Concierto está recogido en la Constitución, algunos barones territoriales sí cuestionan el importe del Cupo. Aun así, está previsto que no haya fisuras en la votación en el grupo socialista. Su postura la defenderá el dirigente murciano Pedro Saura. Por parte del PP tomará la palabra Javier Maroto, vicesecretario del partido, y por Unidos Podemos, Nagua Alba, secretaria general en Euskadi. Aitor Esteban defenderá la del PNV.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos