Dos ex consejeros de Puigdemont regresan a Cataluña tras unas horas de 'exilio'

Joaquim Forn, ayer por la noche a su llegada a Barcelona procedente de Bruselas./REUTERS
Joaquim Forn, ayer por la noche a su llegada a Barcelona procedente de Bruselas. / REUTERS

Durante más de dos horas se especuló sobre la vuelta a Barcelona del president cesado, que había afirmado por la mañana que seguiría en Bélgica al menos hasta que se le «garantice un juicio justo»

EL CORREO

El conseller de Interior y la consellera de Trabajo cesados, Joaquim Forn y Dolors Bassa, llegaron este martes por la noche a Barcelona desde Bruselas. Durante más de dos horas también se especuló que Carles Puigdemont viajaba en ese vuelo. Un rumor que algunos medios de comunicación daban por hecho, mientras que el president cesado seguía en la capital belga. Todos estaban pendientes de un avión que debía aterrizar en la ciudad Condal a las 23.20 horas.

El regreso a España de Puigdemont era un hecho inesperado, ya que horas antes había comaprecido en una rueda de prensa en Bruselas en la que aseguraba que seguiría en Bélgica al menos hasta que se le «garantice un juicio justo», algo que a su parecer no sucede por la «represión del Estado español» y la querella de la Fiscalía, «que persigue a personas y no delitos».

A Forn y Bassa les esperaban decenas de periodistas en Barcelona. Las cámaras de televisión pudieron grabar su llegada. Además, unos 10 antiindependentistas con banderas españolas les gritaron gritos como 'Perro', 'Cabrón', 'Os habéis cagado', 'Dónde está Puigdemont', 'Viva España' y 'A prisión'.

A Forn le siguieron desde la zona de llegadas de la T1 del aeropuerto de El Prat hasta la entrada del parking, donde dos mossos no uniformados han vigilado que no se le acercasen mientras él llegaba al vehículo de un familiar que había acudido a recogerlo.

Fotos

Vídeos