Confebask no invitará a EH Bildu al homenaje a los empresarios víctimas del terrorismo

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi./
El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi.

La patronal vasca cree que no se dan las condiciones para que esté la izquierda abertzale en un acto al que asistirá el Gobierno vasco en pleno. Otegi exige «un mínimo de respeto a la segunda fuerza política del país»

A. GONZÁLEZ EGAÑASan Sebastián

El homenaje público que Confebask rendirá este viernes a los empresarios vascos víctimas del terrorismo contará con la presencia de representantes de todos los partidos vascos, salvo EH Bildu, formación a la que la patronal vasca no ha incluido entre los invitados al acto. Fuentes de la confederación empresarial, organizadora del acto de memoria y reconocimiento, en colaboración con sus entidades fundadoras, la guipuzcoana Adegi, la vizcaína Cebek y la alavesa SEA, aseguraron que no ven condiciones para contar con la asistencia de la coalición soberanista. «No es el momento», precisaron. Además, adujeron que se trata de un homenaje a un colectivo empresarial «muy castigado en su día» y que, entre quienes lo conforman, «hay sensibilidad a flor de piel».

El gesto de reconocimiento al colectivo empresarial, que tendrá lugar en el palacio Euskalduna de Bilbao a partir de las 18.00 horas, está concebido como «un acto de reparación del sufrimiento que produjo la violencia de ETA y la soledad en la que vivieron situaciones personales y empresariales extraordinariamente adversas». Se cifran entre 10.000 y 15.000 los industriales que sufrieron la extorsión a lo largo de cinco décadas.

El lehendakari y su Gobierno en pleno asistirán al homenaje a los empresarios asesinados, secuestrados, extorsionados, heridos y obligados a marcharse de Euskadi para evitar el acoso. También ha sido invitada la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria, así como las diputaciones de Gipuzkoa, Bizkaia y Álava, y el alcalde de Bilbao.

Otegi exige «un mínimo de respeto»

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha «exigido» a Confebask «un mínimo de respeto» a la coalición, ya que es la «segunda fuerza política del país» gracias al voto de los ciudadanos. «Cada uno es muy libre de invitar a sus actos al que quiera, pero las más elementales reglas de cortesía y de respeto exigen que determinadas cosas no se hagan así», ha dicho un ofendido Otegi.

El líder abertzale ha señalado que EH Bildu es la segunda fuerza política del país porque le han votado los ciudadanos, mientras que ha dicho no saber «quien vota a la dirección de Confebask». «A nosotros nos vota la gente, lo que exigimos es un mínimo de respeto», ha abundado el dirigente independentista, quien ha añadido que no «acepta» que Confebask «reparta carnés de quién es demócrata y quién no».

«Le guste o no somos la segunda fuerza política del país, somos la alternativa del país y en estos momentos lo que convendría es no romper determinadas reglas de entendimiento y menos en público», ha añadido Otegi, quien, no obstante, ha expresado su disposición de «hablar con absolutamente todo el mundo».

Los asistentes al acto, que pretende ser eminentemente empresarial, no político, tendrán la oportunidad de escuchar los testimonios de algunas de las víctimas del acoso de ETA a través de una serie de vídeos. En un momento del homenaje, se realizará un reconocimiento genérico de todos los empresarios en el escenario del palacio Euskalduna. Entre los protagonistas que simbolizarán a todo el colectivo estarán familiares de empresarios asesinados, así como representantes empresariales que han dirigido Confebask y las entidades fundadoras durante años.

Seis años del cese de ETA

La idea de este reconocimiento público, que coincidirá con el sexto aniversario del cese de ETA que tuvo lugar el 20 de octubre de 2011, se comenzó a madurar el pasado mes de abril, cuando Larrañaga verbalizó la necesidad de reivindicar el papel de aquellos que pese a ser víctimas del chantaje de ETA «resistieron y apostaron por su tierra», pero también de aquellos que tuvieron que dejar Euskadi a causa del «miedo».

Tras ese primer paso y pasados los meses estivales, la patronal se volcó en los preparativos para llevar a cabo «un sentido homenaje a la valentía personal y a la responsabilidad colectiva de quienes han mostrado su compromiso con el país durante todos estos años».

Fotos

Vídeos