Confebask y EH Bildu abren un «nuevo ciclo de relaciones normalizadas» mostrando sus diferencias

Roberto Larrañaga y Arnaldo Otegi se saludan antes de la reunión. / Manu Cecilio-Europa Press

Arnaldo Otegi y la patronal vasca se reúnen por primera vez en un «clima de cordialidad»

DAVID GUADILLA

En un acto de marcado carácter simbólico, una delegación de EH Bildu encabezada por Arnaldo Otegi se ha reunido esta mañana en la sede de Confebask con los máximos responsables de la patronal vasca, encabezados por su presidente, Roberto Larrañaga. La reunión se ha prolongado durante casi dos horas, se ha desarrollado en «un clima de cordialidad» y «abre un nuevo ciclo de relaciones normalizadas entre ambos agentes», según la coalición soberanista. Aun así, Confebask ha aprovechado el cara a cara para trasladar a EH Bildu su rechazo a quienes entienden las empresas «como un espacio de confrontación y conflicto permanente» y a quienes «insisten en difundir una imagen ‘casi apocalíptica’ de Euskadi».

La cita entre el principal referente de la izquierda abertzale y la cúpula empresarial supone un gesto de calado tras casi 50 años de terrorismo por parte de ETA. El pasado mes de octubre, Confebask optó por no invitar a EH Bildu al homenaje que tributó a los empresarios amenazados por la banda terrorista, en una demostración de que la presión ejercida por ETA durante décadas y el apoyo que dio la izquierda abertzale a sus acciones han dejado huella en el colectivo empresarial. Aunque en diciembre de 1998 Otegi ya se reunió con representantes del Círculo de Empresarios y que en 2016 Hasier Arraiz, por aquel entonces presidente de Sortu y parlamentario de EH Bildu, también se entrevistó con los responsables de Confebask, la cita de hoy tiene un cariz especial.

Junto con Arnaldo Otegi, la delegación de EH Bildu ha estado formada por Maddalen Iriarte, Iker Casanova y Leire Pinedo. Por parte de Confebask han estado, además de Larrañaga, el director general Eduardo Aretxaga, el director de Formación, Asier Aloria; y el director jurídico laboral, Jon Bilbao.

La cita llega, además, cuando se baraja la posibilidad de que ETA anuncie en los próximos meses su disolución definitiva. La reunión forma parte de una ronda puesta en marcha por EH Bildu con diferentes agentes sociales y políticos. Desde Confebask se enmarca el encuentro en la «normalidad institucional absoluta» y recuerdan que siempre se atiende a las peticiones para mantener reuniones.

De hecho, a través de una nota de prensa, EH Bildu ha recalcado que la reunión ha servido para que ambas partes «analicen los principales retos a los que se enfrenta el país». Tanto la coalición soberanista como la organización empresarial han mostrado su disposición a seguir manteniendo encuentros «en la búsqueda de las soluciones compartidas que requiere la ciudadanía vasca». La reunión también ha servido para expresar sus puntos de vista en cuestiones como el «empleo de calidad» y la «necesidad de contar con un modelo fiscal más justo y equitativo». EH Bildu ha trasladado a Confebask la necesidad de «mejorar las condiciones laborales y terminar con la precariedad».

En otro comunicado, Confebask ha subrayado que ambas partes han intercambiado «opiniones y diferentes puntos de vista sobre la actual situación económica y social» y ha rechazado los mensajes sombríos que algunos sectores lanzan sobre la situación de Euskadi, que «no se corresponden ni con la realidad de la gran mayoría de las empresas ni tampoco con la de la sociedad vasca». La delegación de Confebask ha recordado a Otegi que en Euskadi «tenemos los sueldos más altos, son los que más han subido durante la crisis y que tres de cada cuatro trabajadores tienen contrato indefinido». En todo caso, los empresarios vascos han subrayado que la reunión ha transcurrido «en un ambiente de respeto mutuo y cordialidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos