El PP condiciona la negociación de las Cuentas vascas a que PNV-PSE modifiquen su reforma fiscal

Alfonso Alonso./IGOR AIZPURU
Alfonso Alonso. / IGOR AIZPURU

Alonso advierte que «deben cumplir» con la rebaja firmada en el acuerdo presupuestario de 2017 para recuperar su «confianza»

Koldo Domínguez
KOLDO DOMÍNGUEZ

El PP ha endurecido esta mañana su «posición negociadora» de cara a aprobación de las Cuentas vascas de 2018. Alfonso Alonso ha advertido a PNV y PSE que para que su partido se siente a la mesa es necesario que ambas formaciones «cumplan con lo firmado» en el acuerdo presupuestario de 2017. En ese pacto, los populares se comprometieron a facilitar la aprobación de las Cuentas a cambio de, entre otros compromisos, lograr una «cláusula fiscal» para acometer una reforma que no mermara los ingresos de las rentas medias y bajas y «favoreciera la competitividad de las empresas y el ahorro y la inversión».

«Lo han incumplido gravemente. La reforma que estos partidos han llevado a las tres juntas generales va diametralmente en contra del espíritu y de la letra del acuerdo que firmamos. Y cuando uno se compromete a algo, es sagrado. Aquí siempre se ha dicho ‘palabra de vasco’», ha señalado Alonso.

El líder popular ha asegurado que, además de en materia fiscal, el Gobierno vasco también ha incumplido otros compromisos reflejado en aquel pacto, como apoyo a las familias, a la formación profesional dual y a la escuela infantil concertada, así como el estudio de las líneas 4 y 5 de Metro Bilbao y la racionalización de la administración vasca».

Pese a lo pesimista de sus palabras de hoy, Alonso no ha querido retirar al PP de la mesa de negociación y ha apuntado que se sentará a hablar cuando el Gobierno vasco le llame. Eso sí, ha dejado claro que «muy difícilmente podremos llegar a ninguna posición común si no se rectifica y se cumple lo pactado».

«No se firma de broma, si firma para cumplir y tomarse en serio los acuerdos y en eso se basa la confianza», ha añadido Alonso, quien ha afirmado que su partido el PP ha «cumplido» al dar estabilidad al Gobierno vasco y «dejarle gobernar».

Ante esta situación, el PP ha «perdido la confianza» en el Ejecutivo vasco y para «para poder dialogar con éxito» de cara a las Cuentas de 2018 «habrá que restaurarla». La forma de hacerlo será la aceptación de las enmiendas a la reforma fiscal de PNV y PSE que el PP va a presentar en las tres juntas generales. «Para construir una confianza en el futuro tiene que haber un cumplimiento de los pactos del pasado», ha insistido.

Aunque Alonso ha evitado detallar qué puntos concretos deberían modificar el PNV y PSE de su reforma fiscal, sí ha señalado que le parecería «razonable» que el tipo nominal del impuesto de Sociedades se ponga, «al menos, no más alto que en el territorio común».

Ni en Madrid ni en Barcelona

Alonso también ha dejado claro que el apoyo del PP a los Presupuestos vascos no estará condicionado a lo que suceda en Cataluña ni a un eventual acuerdo del PNV con Rajoy para sacar adelante las Cuentas del Gobierno central. «Los Presupuestos vascos no se aprueban ni en Madrid ni en Barcelona, se aprueban en Vitoria. Por lo que debe crearse una confianza aquí», ha asegurado. Para el líder popular, la «llave» de un nuevo acuerdo está en las «juntas generales de los tres territorios». «Es algo muy fácil», ha apuntado.

Día de la memoria

Alonso también ha confirmado esta mañana que su partido no estará tampoco este año en el homenaje organizado el viernes por el Parlamento vasco para conmemorar el Día de la Memoria para honrar a todas las víctimas. Según Alonso, ese acto se ha ido «desvirtuando y pervirtiendo» para pasar de ser un día en recuerdo a las víctimas del terrorismo a serlo de todo tipo de víctimas. «Lo hicieron para que un grupo que no ha condenado los asesinatos de esas víctimas pudieran participar en los homenajes», ha afirmado en referencia a Sortu. El acto de los populares se celebrará en Getxo a las 11.00 horas.

Prisiones

El presidente de los populares vascos también se ha referido a las declaraciones que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, realizó el pasado lunes en Bilbao, en las que dudó de la conveniencia de afrontar ahora la transferencia de prisiones. Alonso ha asegurado que las tres cárceles vascas «se transferirá con normalidad cuando sea el momento adecuado, que no creo que sea ahora».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos