Una concejala del PSE de Llodio denuncia amenazas tras criticar una pintada sexista

La edil socialista de Llodio Txaro Sarasúa en un momento de su polémica intervención. / EL CORREO

Una intervención en el pleno de la edil Txaro Sarasúa se convierte en viral por su insistencia en cuestiones sexuales para denunciar un grafiti en la localidad

ÓSCAR B. DE OTÁLORA

La concejala del PSE de Llodio y exparlamentaria Txaro Sarasúa ha denunciado estar siendo objeto de una campaña de «amenazas e insultos» tanto en las redes sociales como en la calle a raíz de que una intervención suya en un Pleno municipal del 28 de agosto se convirtiera en viral y su ironía sobre el contenido sexual de una pintada llegara a ser en cierta medida 'trending topic'. «Todavía no soy capaz de asimilar lo que me está pasando, pero lo que no voy a tolerar son vejaciones ni que se me ataque de forma gratuita», confiesa la edil.

El inicio de esta situación es la vehemencia con la que la concejal socialista denunció en agosto que en su localidad no se habían borrado una serie de pintadas de contenido sexista aparecidas en las calles durante las fiestas. En una de ellas se puede leer: "Contra las korridas taurinas. Korridas clitorianas». Sarasúa, para denunciar que el ayuntamiento gobernado por EH-Bildu no había borrado ninguno de los grafitis, escogió ese mensaje y, en medio de la sesión, interrogó de forma insistente al alcalde con la pregunta: «¿Qué son las corridas clitorianas?». Lanzó la pregunta al alcalde de forma insistente de tal forma que el propio primer edil , Natxo Urquijo, acaba su intervención respondiendo a la edil socialista que si consigue saber de qué esta hablando que se lo explique.

«Elegí esa pintada como podía haber elegido cualquier otra de las que han puesto por todo el pueblo y no se han limpiado. Lo podía haber hecho con frases como 'machito, pim, pam, pum' o con 'bolleras bide bakarra'. Lo que quería hacer ver es que la alcaldía no se toma en serio la limpieza de las calles», resalta Sarasúa. La concejal reconoce que su intención no era convertirse en un fenómeno viral. «No esperaba esta reacción porque me parece una falta de respeto al pueblo y a mí. Me están haciendo algunos comentarios soeces e irrepetibles. Pero ahora quiero que esta polémica no dañe a mi familia», concluye.

Fotos

Vídeos