Comercios de Galdakao reciben cartas para que financien una consulta independentista

Una mujer participa en la consulta realizada por Gure Esku Dago en Larrabetzu./JORDI ALEMANY
Una mujer participa en la consulta realizada por Gure Esku Dago en Larrabetzu. / JORDI ALEMANY

Miembros de Gure Esku Dago han acudido a los locales para recoger los sobres con las donaciones y han facilitado una cuenta corriente para empresarios

Silvia Cantera
SILVIA CANTERA

Comerciantes y empresarios de Galdakao han recibido en los últimos días cartas en las que se les pide que contribuyan económicamente en la organización de una consulta por el derecho a decidir. Miembros de Gure Esku Dago se han puesto en contacto con ellos con el fin de sufragar los gastos de la votación sobre la independencia que se llevará a cabo este domingo en la localidad vizcaína. Varios responsables de estos negocios se han dirigido a este periódico para mostrar su «malestar» ya que consideran que se les pone en un «compromiso». Temen sentirse «señalados» en caso de negarse a hacer una contribución.

Algunos locales a los que se les ha pedido dinero han mostrado «malestar» por verse en un «compromiso» Misivas

Los vecinos tendrán la oportunidad de participar el domingo en las consultas no vinculantes que está llevando a cabo la plataforma por el derecho a decidir en Euskadi y Navarra. De hecho, ese mismo día, el colectivo colocará urnas en Getxo, Leioa, Mundaka, Andoain, Berango, Erandio, Elantxobe, Areatza, Atxondo, Beizama, Ibarrangelu y Otxandio. Tanto en estas localidades como en las que se han desarrollado consultas similares en los dos últimos años, es cada agrupación local la que decide cómo recaudar el dinero necesario para cubrir los gastos. «Desde el inicio hemos trabajado sin pedir apoyo a las instituciones ni subvenciones», explicaron ayer fuentes de Gure Esku Dago.

«No se pone en un aprieto a nadie porque no es obligatorio», justifican los responsables de la colecta Campaña para conseguir fondos

Los organizadores de la consulta en Galdakao han acudido directamente a los establecimientos comerciales para que colaboren en la financiación de los gastos. «A la hora de poner en marcha esta campaña, hemos tomado como ejemplo a AEK, que también pide ayuda a las empresas y negocios para poner en marcha la Korrika». Durante los días previos a la votación han recorrido los bares y tiendas para explicarles la finalidad de su iniciativa y para dejar un sobre en el que les pedían que dejasen un donativo. «Cualquier pequeña aportación puede ser muy importante para nosotros», indica la plataforma en la carta. Pasados unos días, las mismas personas volvían a repetir ese recorrido para recoger los sobres con las aportaciones.

Mails con acuse de recibo

En el caso de las empresas, han optado por otra vía. Los responsables de Gure Esku Dago en Galdakao han utilizado el correo electrónico para ponerse en contacto con pequeñas empresas. Para constatar que el aludido abría el mensaje, el mail tenía activado el acuse de recibo. En el mensaje se les adjuntaba, además, el número de una cuenta corriente para que ingresaran el dinero.

Responsables de esta plataforma aseguraron ayer a este periódico que su forma de actuar «no pone en un aprieto a nadie porque no se obliga a colaborar. Solo somos una asociación ciudadana que busca formas de financiación». Para la consulta de Galdakao se ha recaudado dinero mediante otras iniciativas como sorteos o venta de pines y camisetas. El dinero se destina a sufragar la votación, los carteles y pancartas y la organización de eventos previos al referéndum. La plataforma por el derecho a decidir tiene también en su web un apartado para donativos.

Fotos

Vídeos