Ada Colau: «Buscan humillar y vengarse de las instituciones catalanas»

Colau asistió ayer a una concentración de la ANC en solidaridad con el Govern destituido/EFE
Colau asistió ayer a una concentración de la ANC en solidaridad con el Govern destituido / EFE

Critica con dureza la decisión de la jueza y reclama un «frente común» del catalanismo para responder «al peor ataque a la democracia»

CRISTIAN REINOBARCELONA

«Hoy es un día negro para Cataluña y para la democracia española. Estamos ante un despropósito jurídico». Con esta reflexión arrancó ayer la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el discurso institucional con el que valoró la detención de buena parte del Govern destituido. El encarcelamiento del exvicepresidente y los exconsejeros supone un «hecho sin precedentes» para la primer edil, que calificó la decisión de la jueza de la Audiencia Nacional de «gravísimo error político que nos aleja de la solución y nos arroja a la pendiente resbaladiza del autoritarismo».

A su juicio, la decisión de la jueza Lamela tiene motivaciones de «revancha» y «venganza» contra las instituciones catalanas y una clara vocación de «humillar» a sus legítimos representantes». «Es el peor ataque en democracia, pero no solo es un ataque a las instituciones catalanas -dijo-, también es un ataque a los fundamentos democráticos». «Se ha puesto en cuestión la división de poderes», remató.

La dirigente de Catalunya en Comú, que ofreció todo su apoyo al exGobierno catalán, «exigió» a Rajoy que detenga la «espiral represiva» e instó a la puesta en libertad de los dirigentes secesionistas encarcelados. «La relación entre Cataluña y España se ha de resolver en las urnas y no en las prisiones», afirmó.

Ante esta situación, la alcaldesa de Barcelona emplazó a las fuerzas catalanistas a formar un frente común de rechazo a los encarcelamientos y de oposición al 155. Está por ver si esa llamada a la unidad hacía referencia también a las listas para las elecciones del 21-D. «Aunque hayan estado cesados por la aplicación del artículo 155, todos forman el Gobierno catalán legítimamente escogido en las urnas», concluyó.

Moción en el pleno

Esa idea, la de la «legitimidad» del Govern destituido, fue la que monopolizó el pleno municipal celebrado por la mañana en el Ayuntamiento de la Ciudad Condal. La Corporación aprobó una resolución que reconoce a Carles Puigdemont y a sus exconsejeros como los miembros del «Gobierno legítimo» de Cataluña, y al Parlament surgido de las elecciones del 27-S «como el único representante legítimo del pueblo de Cataluña». El texto fue apoyado por ERC, Catalunya en Comú, el PDeCAT y la CUP. Votaron en contra, el PSC, Ciudadanos y el PP.

Colau admitió, no obstante, que no tiene claro si Puigdemont es o no el president de la república catalana independiente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos