Cataluña inicia la campaña electoral con Junqueras, Forn y los 'jordis' en la cárcel

Varios exconsejeros catalanes saliendo de prisión. / AFP

La salida de sólo seis exconsellers de prisión enciende los ánimos de los independentistas

MATEO BALÍN

Cataluña ha iniciado en la medianoche de este martes la campaña electoral que desembocará en la cita con las urnas del próximo día 21 con el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, el exconsejero de Interior y máximo responsable político de los Mossos, Joaquim Forn, y los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart en la cárcel. El Tribunal Supremo dejó el lunes en libertad a los otros seis exconsellers presos, pero aun así despertó la indignación de los independentistas, dispuestos a rentabilizar en las elecciones la permanencia en prisión de sus principales dirigentes.

El juez Pablo Llarena estableció que Junqueras, Forn y los 'Jordis' debían seguir en prisión por formar parte del «comité estratégico» para lograr la independencia unilateral de Cataluña. Unos actos enmarcados en los delitos de rebelión y sedición que investiga el Tribunal Supremo. Con esta contundencia, el magistrado estableció este lunes por vez primera un marco jerárquico sobre la responsabilidad penal de los investigados en la causa que instruye contra el proceso político de Cataluña. Un plan que se consumó con el referéndum ilegal del 1 de octubre y, sobre todo, con la declaración unilateral de independencia proclamada el 27 de octubre en el Parlament por una mayoría simple de los diputados secesionistas.

Este argumento y no otro fue la razón fundamental por la cual el magistrado decidió dejar sin campaña electoral a Oriol Junqueras y sus tres compañeros encarcelados. Para ello siguió el criterio de la Fiscalía y justificó que se mantiene el riesgo de reiteración delictiva por la gravedad de los delitos y por el temor a que provoquen otra «explosión violenta» en la calle.

Documentación

El juez del Supremo dio un papel preponderante a esta prueba para sostener la prisión incondicional para unos y la prisión bajo fianza de 100.000 euros para cada uno de los seis restantes exconsejeros. Ello pese a que asegura que el riesgo de reiteración delictiva se mantiene en todos los investigados. «El peligro que encierra que pueda perseverarse en el delito es bien diferente en las distintas aportaciones realizadas por cada partícipe», justifica Llarena en su auto de 26 páginas y contra el que cabe recurso.

La totalidad de la cuantía de las fianzas fue abonada por el tesorero de la ANC, como ya hiciera con Carme Forcadell y los restantes miembros de la Mesa del Parlament encausados, y permitió salir en libertad provisional a Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull, Dolors Bassa, Meritxell Borràs y Carles Mundó. Todos deberán comparecen cada semana en el Tribunal Superior de Cataluña o en el juzgado más cercano a su domicilio, se les ha retirado el pasaporte y prohibido salir del país para contener el riesgo de fuga. En caso de incumplimiento de algunas de ellas volverían a la cárcel, advirtió el juez.

Puigdemont interviene en la campaña electoral por videoconferencia.
Puigdemont interviene en la campaña electoral por videoconferencia. / EFE

«Votar y ganar»

El presidente catalán cesado y número uno de Junts per Catalunya, Carles Puigdemont, ha llamado a «votar y ganar» el 21-D porque esto hará «temblar las piernas» al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y a sus «cómplices» del artículo 155, en alusión a Ciudadanos y el PSOE.

Puigdemont ha intervenido a través de videoconferencia desde Bruselas en el mitin de inicio de campaña de JxCat, celebrado en un plató del edificio Imagina de Mediapro, el mismo espacio que sirvió de centro de prensa en la jornada del 1 de octubre.

En su discurso, ha señalado que en el 21-D hay que escoger entre «nación o sumisión, entre instituciones catalanas o los hombres oscuros de Madrid que esperan a que les abran la puerta desde dentro los porteros del 155; entre candidatos de fuerzas soberanistas que no obedecen a ningún 'barón' o los candidatos del señor Rajoy, Iceta y Arrimadas, que son lo mismo». Y en esta línea ha advertido al «tripartito del 155» del «señor Mariano Rajoy y su grupo de cómplices» que «así no, de esta manera no, con mentiras, violencia y represión, no».

La candidata de Ciudadanos a la Generalitat, Inés Arrimadas, ha augurado que las elecciones del 21 de diciembre serán una fecha histórica, porque su partido va a «enterrar» el proceso soberanista, ha asegurado en el acto de inicio de campaña junto al líder de Cs, Albert Rivera, en una azotea de Barcelona ante cerca de 200 personas.

Pretende acabar con un proceso que define como un agujero negro de recursos, tiempo y amistades, tras 30 años oyendo frases como 'España nos roba' para tapar comisiones del 3, del 4 ó el 5%, según ha dicho: «Ahora quedan 15 días para que Cs pueda ganar las elecciones» y se deje la 'estelada' para coger la 'senyera', algo que se logrará si se moviliza la mayoría silenciada, ha añadido.

«Quedan 15 días para recuperar la autonomía de Cataluña» y ha acusado al presidente y el vicepresidente cesados, Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, de haberse cargado esa autonomía, pero ha asegurado que en Ciudadanos están preparados para gobernar y construir puentes en vez de muros, ha dicho ante un escenario de un muro con palabras y símbolos vinculados con el independentismo, que se han ido retirando para mostrar un cartel de campaña.

Por su parte, el cabeza de lista del PPC, Xavier García Albiol, ha reivindicado su formación como la única capaz de garantizar «un futuro de convivencia, la unidad de España y la relación entre catalanes más allá de su ideología».

En el acto de inicio de campaña, que el PPC ha celebrado en la Sala Bikini de Barcelona, Albiol ha hecho un llamamiento a acudir a las urnas en los próximos comicios para decir «basta a los excesos nacionalistas» y para evitar que «unos pocos» puedan seguir hablando «en nombre de todos». «Algunos pretenden seguir por el camino de la división, el enfrentamiento y profundizando en la fractura social. Otros, como nosotros, vamos a trabajar y luchar para cambiar dinámicas», ha asegurado.

Por otra parte, la CUP rindió este lunes «homenaje» en la apertura de la campaña electoral el espíritu del 1 de octubre al celebrar su primer acto en el Instituto Jaume Balmes de Barcelona, un emplazamiento simbólico al ser uno de los centros en los que hubo cargas policiales en la jornada del 1 de octubre.

«Queremos, sobre todo y antes que nada, rendir homenaje a las personas que hicieron posible la democracia, la libertad y el derecho a la autodeterminación», dijo ayer el cabeza de lista de la CUP, Carles Riera, a las puertas de este instituto, que miembros de la lista y diversos militantes llenaron de flores antes de comenzar el acto.

Riera afirmó que su partido ha comenzado la campaña «en pie» -haciendo referencia al lema de campaña de la CUP- y con firmeza, ya que este fue uno de los emplazamientos que «más duramente sufrió la represión de la policía española» y en el que no se llegó a poder votar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos