Carmena abre una crisis en el Ayuntamiento de Madrid al destituir al consejero de Economía

Carlos Sánchez Mato y Manuela Carmena. / Efe

La alcaldesa de la capital decidió tras los problemas para aprobar el presupuesto

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

El Ayuntamiento de Madrid se agrieta. El pulso entre Izquierda Unida y la alcaldesa, Manuela Carmena, sobre cómo responder a la intervención de Hacienda ha terminado en una crisis de Gobierno municipal. La regidora, harta de las injerencias en su Ejecutivo, decidió hoy dar un golpe en la mesa destituyendo al delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, por su negativa a firmar el plan económico financiero que le exigía el Ministerio de Cristóbal Montoro. «Qué sentido tiene que IU decida lo que tiene que hacer el pleno del Ayuntamiento. Voy a hacer todo lo posible para que (Ahora Madrid) se despolitice de nuevo», prometió.

Carmena había accedido a realizar los recortes que pedía Hacienda para finalizar con el control semanal impuesto tras el incumplimiento del techo de gasto en los últimos Presupuestos y reclamaba a su equipo disciplina de voto. Sin embargo, este domingo IU, de la que forma parte Sánchez Mato, anunció su oposición a este proyecto al discrepar por completo de la interpretación que el Gobierno central hace de la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Ante esa contradicción interna, la alcaldesa tomó la decisión de prescindir del hasta entonces edil de Economía, uno de los hombres de confianza de Alberto Garzón, al considerar que no era coherente que no votara a favor del plan que él mismo había tenido que pilotar.

     

Nueve ediles críticos

Bordeando la ruptura, la coalición que lidera Carmena consiguió sacar adelante el nuevo plan económico con el apoyo inédito del PP y la ausencia de hasta seis concejales críticos. Fue el caso de los tres ediles de Izquierda Unida y los pertenecientes a la facción de Ganemos, el ala más radical de Ahora Madrid. A ellos hay que sumar tres concejales que pertenecen a la corriente Madrid 129, que comunicaron tras el pleno a la regidora que se plantean su continuidad en el equipo de Gobierno por el «grave error» de prescindir de Sánchez, al que sustituirá Jorge García, que actualmente no tenía cargo en el Ejecutivo municipal.

Los nueve ediles más críticos del equipo de la juez ya tienen el objetivo puesto en los elecciones de 2019 mientras la propia Carmena dirime si repite o no como candidata.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos