Y ahora, ¿qué? El calendario hacia la independencia de Cataluña

Junts pel Sí aplaude la aprobación del referéndum de independencia de Cataluña en el pleno. / EFE

Las leyes de ruptura aprobadas por los secesionistas dibujan el camino para la ruptura con España tras el referéndum del domingo

ALBERTO AYALABarcelona

Las denominadas leyes de ruptura, aprobadas por la mayoría independentista en el Parlament en los bochornosos plenos del 6 y 7 de septiembre e inmediatamente suspendidas por el Tribunal Constitucional por vulnerar la Constitución y el Estatut, diseñan un camino muy claro hasta la instauración de la República de Cataluña. En síntesis, estos serían los pasos:

  • 1

Si en el referéndum ilegal de autodeterminación celebrado el domingo se impone el ‘sí’ a la secesión, con independencia de la participación, como sostiene la Generalitat que ha sucedido, la Ley del Referéndum establece que la Sindicatura Electoral deberá comunicar los resultados oficiales al Parlament. Habida cuenta que esta sindicatura no existe, ya que fue disuelta por el Ejecutivo catalán para evitar a sus miembros tener que abonar multas de 12.000 euros diarios, será probablemente el Govern quien se encargue de realizar la comunicación.

  • 2

Cumplido el requisito anterior, la misma ley establece que, en las 48 horas siguientes, el Parlament de Cataluña, en sesión ordinaria, aprobará por mayoría la declaración formal de independencia y dará inicio al proceso constituyente.

  • 3

Según la Ley de Transitoriedad hacia la República, la segunda de las normas de desconexión, este proceso constituyente se desarrollará en tres fases. En primer lugar tendrá lugar durante seis meses lo que se denomina el proceso participativo y deliberativo. Un eufemismo para referirse a las negociaciones para intentar llegar a una ruptura pactada con el Estado español. Ninguno de los grandes partidos de ámbito estatal contempla ni remotamente tal posibilidad.

  • 4

Seis meses después de la declaración de independencia, Cataluña regresaría a las urnas para elegir un Parlament constituyente. Esa asamblea sería la encargada de redactar el proyecto de Constitución de la nueva República desgajada de España.

  • 5

Ese texto se sometería a la ratificación en referéndum de los ciudadanos catalanes. Si saliera adelante, se convocarían nuevas elecciones para elegir el primer Parlament de la República catalana.

  • 6

Las normas de ruptura prevén la amnistía para todas aquellas personas que hayan sido procesadas, condenadas o inhabilitadas por su participación en el ‘procés’ hacia la secesión.

Fotos

Vídeos