historia (visual y política) de la Brigada móvil

La unidad antidisturbios de la Ertzaintza ha estado presente en los momentos más tensos de la reciente historia del País Vasco

ÓSCAR B. E OTÁLORA
Los inicios
1

Los inicios

La Brigada Móvil de la Ertzaintza , la unidad antidisturbios conocida coloquialmente como 'los beltzas', se encuentra en el ojo del huracán tras el fallecimiento de un agente hace dos semanas por causas naturales en los incidentes previos al partido Athletic-Spartak. Este conflicto ha vuelto a poner el foco sobre una unidad que desde sus inicios ha sido una de las más polémicas, al haber intervenido en algunos de los momentos más tensos de la historia reciente de Euskadi . En sus orígenes, sin embargo, la Ertzaintza se encargó de controles de orden público -tenía como competencia la custodia de edificios oficiales- sin el despliegue de medios que con el tiempo ha adquirido. En la imagen, un grupo de agentes retienen a varios manifestantes en Vitoria en 1984.

Los primeros verduguillos
2

Los primeros verduguillos

Desde sus primeros momentos, los ertzainas de la Brigada Móvil utilizaron los verduguillos para ocultar su rostro. La filosofía que se encontraba tras esta práctica era evitar que se pudiera reconocer a unos agentes que iban a ser la fuerza de choque de la Policía vasca en conflictos sociales y algaradas. Es en ese momento cuando a la unidad se comienza a denominarla como 'los beltzas' (los negros) por el color de su uniforme y el pasamontañas con el que ocultaban su rostro. Era el único grupo de la Policía vasca que disponía de autorización para utilizar esa prenda. En la imagen, un grupo de 'beltzas' entrena en Arkaute.

El bautismo de fuego
3

El bautismo de fuego

La Ertzaintza no culminó todo su despliegue en Euskadi hasta 1995, año en el que ya fue operativa en todo el territorio vasco tras haber sustituido en labores de Seguridad Ciudadana y Tráfico a la Guardia Civil y la Policía . 'Los beltzas' sustituyeron así a 'los grises' que durante décadas habían sido los responsables del control del orden público. La Brigada Móvil comenzó a encargarse del control de algaradas que ya eran cíclicas como la denominada 'guerra de las banderas', momento que recoge la imagen.

Beltzas en los conflictos laborales
4

Beltzas en los conflictos laborales

La Brigada Móvil también ha intervenido en los principales conflictos laborales que se han registrado desde los años 80. El ser los responsables de las cargas antidisturbios les hizo adquirir muy pronto la imagen de una unidad «represora». En la imagen, miembros de los 'beltzas' en unos incidentes registrados en la Naval de Sestao.

Las primeras amenazas
5

Las primeras amenazas

En los años 90, cuando ETA y la izquierda abertzale decidieron aplicar la denominada doctrina 'Oldartzen' -la socialización del sufrimiento- la Brigada Móvil se sitúa en la punta de la lanza del control de los espacios que la 'kale borroka' quería ocupar. En esos años, dirigentes de la izquierda abertzale lanzan amenazas globales contra la Policía vasca. Es significativa la frase que pronuncia un líder radical en la que dice: «Ya no cabe la excusa de decir que yo no soy `beltza', yo soy de tráfico. A partir de ahora toda la Ertzaintza es un instrumento político y policial contra este pueblo». En la imagen, carteles contra la Ertzaintza con imágenes de la Brigada Móvil.

Tensión en los 90
6

Tensión en los 90

El aumento de la presión radical creó una situación especial en la Ertzaintza. Aunque la Brigada Móvil era la unidad dedicada al control de algaradas, los agentes de las comisarías comenzaron a hacerse cargo también de los antidisturbios. Se produjeron fuertes conflictos internos para que los agentes pudieran llevar el mismo verduguillo que 'los beltzas'. Estos ertzainas de base, con menos preparación que la Brigada Móvil se llevaron la peor parte del conflicto . En la imagen, una furgoneta de una comisaría incendiada por los radicales en 1995 en Rentería. En ese mismo pueblo, el agente Jon Ruiz Sagarna sufriría quemaduras en un 55% de su cuerpo tras sufrir una emboscada. Se convirtió en un símbolo.

La ilegalización de Batasuna
7

La ilegalización de Batasuna

En 2002, la ilegalización de Batasuna convierte a la Brigada Móvil en la encargada de hacer efectivos los mandatos judiciales por los que se deben cerrar las sedes de la formación radical. En septiembre de ese año el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón prohíbe una gran manifestación con la que Batasuna pretende denunciar la suspensión de sus actividades. Mediante un despliegue sin precedentes -en el que se estrenan los vehículos pesados con cañones de agua- la Brigada Móvil disuelve la marcha.

La amenaza directa de ETA
8

La amenaza directa de ETA

En 2003 se localizan documentos de ETA en los que se analiza un plan para actuar contra la Brigada Móvil en el Estadio de Anoeta, cuando acuden a encargarse del orden público de los partidos de la Real Sociedad. Estos textos confirman informaciones previas en las que los etarras teorizan sobre cometer atentados contra 'los txipirones', nombre despectivo con el que se refieren a 'los beltzas' . Esta unidad, sin embargo, no fue objeto de ningún ataque directo de la banda.

El fin de ETA y los nuevos tiempos
9

El fin de ETA y los nuevos tiempos

En 2011, después de que ETA anunciase el fin de la violencia, la Brigada Móvil comienza a realizar su trabajo con una menor presión. Sin embargo, la unidad antidisturbios sigue siendo una pieza clave en muchos de los conflictos sociales del País Vasco . Un ejemplo de esta actividad son los despliegues de los 'beltzas' para garantizar que las mujeres puedan desfilar en igualdad de condiciones con los hombres en el Alarde de Hondarribia, momento que recoge la fotografía.

La tragedia de Íñigo Cabacas
10

La tragedia de Íñigo Cabacas

El 5 de abril de 2012, el joven aficionado del Athletic Íñigo Cabacas recibe un pelotazo de la Ertzaintza en la cabeza durante unos incidentes previos a un partido en San Mamés y fallece tres días después. Esta trágica muerte, por la que han sido procesados seis ertzainas de Seguridad Ciudadana que serán juzgados en octubre , supuso un cambio en las tácticas de la Brigada Móvil. Los agentes, pese a continuar llevando verduguillo, deben mostrar desde entonces un número visible que permita identificarles. El tradicional armamento antidisturbios es sustituido por lanzapelotas menos letales.

Incidentes en el fútbol
11

Incidentes en el fútbol

Los incidentes vinculados al fútbol y a las hinchadas radicales se convierten en el principal problema de la Brigada Móvil una vez que la tensión de las últimas décadas prácticamente ha desaparecido. Sin embargo, incidentes como los registrados en 2016 con los hinchas del Olympique de Marsella o al año siguiente con los seguidores del Apoel de Nicosia ponen en duda la gestión de la Brigada Móvil. Tal y como reveló ELCORREO.COM, el 80% de la plantilla tiene en este momento más de 50 años . Los agentes denuncian que, «una vez finalizado el terrorismo, Seguridad quiere que los 'beltzas' desaparezcan».

La muerte de 'Ino'
12

La muerte de 'Ino'

El 22 de febrero, el miembro de la Brigada Móvil Inocencio Alonso, 'Ino' fallece de un ataque al corazón mientras participaba, en la explanada de San Mamés, en los intentos de controlar los incidentes entre los hinchas del Spartak de Moscú y Herri Norte, del Athletic . La muerte de este agente, de 51 años y padre de dos niños, supone una conmoción en la unidad antidisturbios. (La imagen superior recoge el momento en el que sus compañeros intentan socorrer a 'Ino') El jueves pasado, 500 ertzainas se manifiestan contra la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, frente al Parlamento, en una movilización que el PNV denuncia como acoso mientras que la dirección de la Ertzaintza anuncia que denunciará a los promotores. Esta tensión comenzó a rebajarse ayer después de que en una reunión entre los sindicatos y los mandos del departamento se presentara un plan para modernizar la Brigada Móvil .

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos