La Audiencia Nacional permite el 'tiro al fatxa' en Etxarri al considerarlo «una expresión de opiniones»

Imagen de archivo de una escena similar al 'tiro al fatxa' celebrada en Pamplona en 2015. / EL CORREO

El acto ha sido convocado en una localidad gobernada por Bildu y supone el lanzamiento de objetos contra carteles con imágenes de la Monarquía, el Ejército o la Iglesia

ÓSCAR B. DE OTÁLORA

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha decidido permitir la celebración de lo que se ha denominado como 'tiro al fatxa', un acto organizado dentro de las jornadas del 'Inutiyan egune' (Día del inútil, en euskera) que tienen lugar este viernes en el municipio navarro de Etxarri Aranaz, gobernado por Bildu.

El permiso lo ha concedido el titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 en respuesta a la denuncia que presentó el pasado miércoles Dignidad y Justicia contra este acto. En concreto, consideraba que el 'tiro al fatxa' consiste en «arrojar piedras, huevos u otros objetos a unas imágenes que representan personas o instituciones relacionadas con España, como son la Guardia Civil, la monarquía, la Iglesia o cargos políticos». Por ello, la asociación pedía su prohibición por considerar que podría ser constitutivo del delito de provocación al odio contra un determinado grupo en concurso con un delito del terrorismo.

Opiniones arriesgadas

Sin embargo, el magistrado no prohíbe el acto al no considerar que haya indicios de entidad suficiente para apreciar los delitos alegados en la denuncia. En su opinión, el 'tiro al fatxa' es una mera expresión de opiniones arriesgadas que inquietan o chocan a diversos sectores de la población.

El denominado 'tiro al fatxa' se incorporó hace años a las movilizaciones que se llevan a cabo en la localidad navarra con motivo del denominada del día del inútil, una jornada de protesta que se creó en su día a favor de la insumisión. Desde entonces este tipo de acciones se han extendido a distintas localidades navarras. En 2015, en una manifestación convocada por Sortu el 12 de octubre en Pamplona, se llevó a cabo también una protesta de este tipo. En esa ocasión, los organizadores colocaron unos carteles en la pared con imágenes del Rey, de militares, sacerdotes o el exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón para que los manifestantes pudieran arrojarles objetos al pasar junto a ellos.

Este tipo de actuaciones, por otra parte, ha estado vinculado también a las campañas puestas en marcha por distintos colectivos, especialmente en Navarra, con el lema 'Alde Hemendik'. Esta iniciativa se situó bajo los focos después de que en octubre de 2016 dos guardias civiles y sus novias fueran golpeados en un bar de Alsasua. A raíz de esta agresión, ocho jóvenes de la localidad navarra fueron detenidos y se encuentran en prisión a la espera de ser juzgados por un supuesto delito del terorrismo por el que la Fiscalía reclama un total de 375 años de carcel.

Fotos

Vídeos