La Audiencia da un giro al 'caso Cabacas' y lleva a juicio a otros tres ertzainas

Movilización. Los padres de Iñigo Cabacas, a la izquierda, en una de las concentraciones que han llevado a cabo ante los juzgados de Bilbao./manu cecilio
Movilización. Los padres de Iñigo Cabacas, a la izquierda, en una de las concentraciones que han llevado a cabo ante los juzgados de Bilbao. / manu cecilio

Acepta un recurso de la acusación y suma a esos policías a los mandos intermedios a los que la instrucción ya había sentado en el banquillo

DAVID S. OLABARRI

Tres mandos intermedios y tres agentes de la Ertzaintza. Esa será finalmente la lista de miembros de la Policía autónoma que deberán sentarse en el banquillo de los acusados por la muerte en 2012 del joven aficionado del Athletic Iñigo Cabacas a causa del impacto de una pelota de goma. Según ha podido saber este periódico de fuentes judiciales, la Audiencia de Bizkaia ha aceptado un recurso presentado por la acusación particular, que lleva la abogada Jone Goirizelaia, y ha acordado abrir juicio oral contra tres policías a los que, en un auto del pasado mes de abril, la juez instructora había dejado fuera del proceso. La decisión se tomó el pasado viernes, aunque la resolución no será notificada hasta la próxima semana, explican las mismas fuentes.

La titular del Juzgado de Instrucción número 10 de Bilbao había sostenido en el cierre de la investigación que no veía pruebas suficientes para sentar en el banquillo a estos tres agentes -dos de ellos fueron los únicos de todo el operativo que reconocieron haber disparado sus escopetas 'benelli' en aquella fatídica noche de hace cinco años en el callejón de María Díaz de Haro-. Ahora, sin embargo, la Audiencia acepta incluirles en la vista oral con el argumento de que la valoración de la prueba debe realizarse en el mismo juicio y no antes.

5 de abril de 2012.
El joven seguidor del Athletic Iñigo Cabacas recibe un pelotazo de goma en la cabeza tras una intervención de la Ertzaintza y muere varios días después.
3 de abril de 2017.
La jueza da por cerrada la investigación. Lleva a juicio a tres mandos intermedios y deja fuera a tres agentes, a los que la Audiencia vuelve a procesar ahora.

La familia del hincha del Athle tic ve así cómo es atendido el último recurso presentado ante los tribunales. La acusación ya criticó en abril que la jueza dejara fuera de la vista oral a agentes que podían haber sido los autores materiales del disparo de la pelota de goma que acabó con la vida del joven de Basauri, que tenía 28 años.

El proceso entra así en su fase decisiva después de 5 años de tortuosa investigación judicial, con numerosos giros y cambios de dirección. El más llamativo este último, el que sentará finalmente en el banquillo de los acusados a seis miembros de la Ertzaintza que estaban de servicio el 5 de abril de 2012 dentro del operativo de seguridad por el partido de fútbol de la Europa League que enfrentó al Athletic con el Schalke 04 en San Mamés.

La decisión de la Audiencia se tomó el viernes y será notificada la próxima semana

La Fiscalía, de hecho, ha pedido de forma reiterada el archivo de la causa. En su último escrito, del pasado mes de mayo, el Ministerio Público solicitaba el «sobreseimiento provisional» del procedimiento al entender que «no es posible determinar» quién fue el agente que disparó la pelota de goma. Además, considera que «no es posible determinar» que el fallecimiento de Cabacas se produjese como consecuencia de las órdenes que dieron los mandos de la Ertzaintza. Resalta, en este sentido, que no todos los policías que participaron en el dispositivo de seguridad y dispararon sus armas reconocieron hacerlo, por lo que pudiera ser que el autor material de la muerte no estuviera entre los procesados.

Indicios de delito

A falta de conocer al detalle la argumentación de la Audiencia contra los tres agentes que se han vuelto a sumar a la causa, la titular del Juzgado de Instrucción número 10 sí consideraba que hay indicios de delito en la actuación de los tres mandos intermedios, ya que «por su cargo, funciones y responsabilidad, tenían precisamente como misión garantizar la seguridad ciudadana», algo que, a su juicio, no hicieron al ordenar la carga en un callejón con «limitadas vías de evasión».

La jueza había dejado fuera de la vista a estos tres agentes por «falta de pruebas»

De hecho, la acusación ejercida por Goirizelaia había solicitado para estos mandos intermedios -un oficial y dos suboficiales- cuatro años de cárcel y seis de inhabilitación profesional por el delito de homicidio con imprudencia grave. Lo justificaba porque, en su opinión, estos tres policías fueron «quienes ordenaron directamente disparar o siendo mando superior permitió que los agentes bajo su mando efectuasen disparos con pelotas de goma en condiciones que infringen principios básicos de actuación».

Fotos

Vídeos