De Andrés asegura que habrá transferencias a Euskadi si el Gobierno vasco se ciñe al Estatuto

De Andrés ha mostrado su deseo de que el PNV no vuelva a la época de Ibarretxe ni opte por la vía catalana./EFE
De Andrés ha mostrado su deseo de que el PNV no vuelva a la época de Ibarretxe ni opte por la vía catalana. / EFE

El delegado del Gobierno en el País Vasco ha recordado que el «problema» en esta cuestión es que, «frecuentemente», el Ejecutivo autónomo ha tenido aspiraciones que «rompían los acuerdos previos y básicos»

EFE

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Javier de Andrés, ha asegurado que habrá «resultados positivos» en la negociación sobre transferencias pendientes a Euskadi si el Ejecutivo vasco «está dispuesto a ajustarse» a lo que establece el Estatuto de Gernika y la Constitución. En una entrevista con Efe, De Andrés ha lanzado esta advertencia tras conocerse que los Ejecutivos central y vasco han acordado iniciar a la vuelta de las vacaciones las negociaciones de las transferencias pendientes a Euskadi. Según ha recordado, el «problema» en esta cuestión ha estado en que, «frecuentemente», el Gobierno Vasco ha tenido aspiraciones que «rompían los acuerdos previos y básicos», como el Estatuto de Gernika y la Constitución.

Sin embargo ha recalcado que si ahora el Gobierno vasco de coalición de PNV/PSE-EE que dirige Iñigo Urkullu «se ajusta» a estas normas será «posible» alcanzar acuerdos. Entre las prioridades del programa de gobierno de nacionalistas y socialistas vascos hay dos transferencias que se han señalado como prioritarias: la gestión del régimen económico de la Seguridad Social y la de Prisiones. El escollo parece estar en la primera, donde el Gobierno central mantiene que no romperá la «caja única» de la Seguridad Social. En este sentido, De Andrés ha recordado que existen sentencias del Tribunal Constitucional que defienden la «unidad» de la «solidaridad» de la Seguridad Social y ha indicado también que por una cuestión práctica sería «terriblemente negativo» y un «pésimo negocio» para los vascos que se fracturara esa caja. «Tenemos un déficit en la Seguridad Social superior al de la media española y un pronóstico de envejecimiento y de pagos por pensiones en un futuro próximo que es muy superior al del resto de España» ha añadido De Andrés, quien ha aseverado que Euskadi saldría «perdiendo».

Sobre la voluntad de entendimiento de ambos ejecutivos, ha manifestado es lo que la sociedad quiere y un reflejo de la «política inteligente que no todos llegan a comprender», ha remarcado De Andrés, quien ha mostrado su deseo de que el PNV no vuelva a la época de Ibarretxe ni opte por la vía catalana, porque eso no es «fructífero» para la ciudadanía. «Espero que no lo hagan», ha afirmado De Andrés, quien se ha referido a la «tendencia» del PNV a «jugar a tensar y destensar las relaciones con el conjunto de España».

Preguntado por la bilateralidad que reclama el Gobierno Vasco, el representante del Ejecutivo central en Euskadi ha dicho que él entiende ese tipo de relación cuando se trata de los gobiernos de, por ejemplo, Francia y Grecia. Asimismo ha arremetido contra el concepto «nación de naciones» que defiende el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que según ha recalcado supone «una vuelta al pasado».

Permanencia de la Guardia Civil

Por otra parte, de Andrés ha asegurado que «la Guardia Civil tiene que estar en el País Vasco», porque así lo «establece la Constitución y lo reconoce el Estatuto» de Gernika, y lo mismo sucede con la Policía Nacional y la Ertzaintza. «Las tres policías van a actuar y a seguir actuando en el País Vasco», ha indicado al ser preguntado por si se baraja algún reajuste de los efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tras cerrarse el conflicto sobre la tasa de reposición de la Ertzaintza.

Así, ha matizado que el Gobierno Vasco no ha planteado un debate sobre las competencias y los efectivos de los cuerpos de seguridad del Estado en Euskadi. «No es un tema conflictivo», ha resumido. «Los vascos tenemos que ver esto como una cosa natural», ha añadido De Andrés, quien también ha indicado que las tres policías tienen «un papel complementario», «no son excluyentes» y funcionan los mecanismos de colaboración entre ellas, lo que es una «ventaja» para el ciudadano. Además, ha añadido que un ejemplo de esa colaboración es la lucha contra el yihadismo, donde la Policía Nacional y la Guardia Civil están «muy bien preparadas» y cuentan con una «dimensión» que les permite abordar este tipo de violencia, mientras que la Ertzaintza aporta su conocimiento del terreno porque «está en la calle y conoce lo que está pasando».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos