Alonso advierte de que el 'procés' catalán se cierne como amenaza del autogobierno vasco

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso./Efe
El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso. / Efe

El PP vasco se reúne en Gernika para reivindicar el Estatuto de Gernika como la «mejor herramienta para disipar riesgos y temores y garantizar la paz, la libertad y el progreso»

KOLDO DOMÍNGUEZGernika

En la víspera de que se cumplan 38 años de la aprobación del Estatuto de Gernika, el PP vasco se ha reunido este martes junto al roble de la Casa de Juntas de la Villa foral para reivindicar la vigencia «ahora más que nunca» de la norma que supone el «principal marco de convivencia de los vascos». «El Estatuto no ha perdido vigencia en estas cuatro décadas y sigue siendo el punto de encuentro fundamental entre los tres territorios vascos que garantiza que podamos compartir una misma identidad cívica y que vertebra nuestra manera de convivir», ha destacado el presidente del partido, Alfonso Alonso, rodeado de una treintena de cargos de la formación.

El líder popular ha recordado que hace justo un año su partido celebró que el Estatuto «había sobrevivido al intento de demolición por parte de ETA, que quiso destruir las libertades de los vascos en él expresadas». «No lo logró porque la sociedad vasca preservó y salvaguardó su marco estatutario», ha afirmado.

En ese sentido, Alonso encuentra similitudes con el actual escenario catalán, donde «hay quienes han iniciado un proceso de destrucción de su propio marco de convivencia y pretenden liquidar su autogobierno al margen de los cauces de la ley e imponiendo la voluntad de una minoría sobre todos los demás». «Este es el desafío al que se enfrenta España y que se cierne como una amenaza sobre el País Vasco. Por eso es tan importante reivindicar aquello que trae paz y tranquilidad y garantiza estabilidad», ha argumentado el exalcalde de Vitoria.

Ante ese posible «contagio» de Cataluña a Euskadi del que Alonso lleva alertando semanas, el Estatuto de Gernika debe ser la «principal herramienta para en el futuro disipar los riesgos y los temores y conseguir podamos impulsar nuestra comunidad». Y es que esta «ambiciosa norma garantiza el autogobierno» y la gestión de las competencias. «Es un hito histórico fundamental para entender cómo somos los vascos en el siglo XXI y de qué manera se desarrollan nuestras aspiraciones de convivencia, libertad y progreso.».

Por ello Alonso ha reclamado a todos los partidos vascos a «hacer un uso adecuado y no utilizarlo como arma» en sus disputas. «Es el lugar donde los vascos nos podemos encontrar para convivir y resolver nuestras diferencias», ha insistido. Pero también ha querido dejar claro que «no es el escalón intermedio de nada (en referencia a la independencia)». Y ante la insistencia de determinadas fuerzas en la necesidad de reformarlo o incluso superarlo, Alonso ha asegurado que «el Estatuto de Gernika sigue siendo la mejor respuesta que tenemos los vascos para nuestra convivencia». «La tenemos delante de los ojos», ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos