Alonso admite «preocupación» en el Gobierno con la propuesta soberanista del PNV pero actuará con «prudencia y cautela»

Alonso admite «preocupación» en el Gobierno con la propuesta soberanista del PNV pero actuará con «prudencia y cautela»

«Es un papel. Valoraremos cuando haya hechos y si cruzan la línea y vuelan por los aires la estabilidad actualidad», explica el dirigente del PP vasco

KOLDO DOMÍNGUEZ

Cuando el PNV presentó la semana pasada su propuesta para la reforma del Estatuto de Gernika, en el PP se encendieron las alarmas sobre un posible giro de los jeltzales hacia posiciones más soberanistas cercanas a EH Bildu. Su alusión a reconocer a Euskadi como sujeto político y de igual a igual con el Estado llevó a los populares a criticar con dureza el documento porque sitúa a los nacionalismos en una senda de la ruptura y el enfrentamiento con España como Cataluña. Alfonso Alonso ha atemperado esta mañana, sin embargo, este posicionamiento y, en cierta manera, dejado entrever que su partido va a dar cierto margen de confianza al PNV.

Tras asistir ayer en Madrid a una reunión con la plana mayor de su partido, encabezada por Mariano Rajoy, el presidente de los conservadores vascos ha admitido «cierta preocupación» en el seno del Gobierno central y en el PP nacional, pero ha dejado claro que van a mantener una «actitud de prudencia y cautela». «Vamos a tener una posición de advertencia pero valoraremos los hechos. Claro que preocupa ese documento pero es un papel. Lo decisivo será saber si van a cruzar la línea y hacer saltar por los aires las mayorías en el Parlamento que dan estabilidad y vamos a otro escenario. Valoraremos cuando haya hechos», ha manifestado en un desayuno informativo en Bilbao en el que ha presentado un exhaustivo informe sobre el sistema educativo vasco elaborado por su partido.

Alonso espera que la acción política del PNV «discurra por la senda de la estabilidad», pese a que con su propuesta de autogobierno ha generado «dudas y sembrado incertidumbres». «Han hecho un planteamiento inviable que es negativo y malo par Euskadi y para el PNV. El riesgo es que se echen en brazos de Bildu sigan ese camino negativo», ha señalado.

El nacionalismo va a ser una «droga»

Alonso cree que la propuesta de autogobierno del PNV responde a un movimiento para contentar a cierto sector soberanista de su partido. Según ha explicado gráficamente esta mañana, para «algunos» el nacionalismo viene a ser «una droga» y el documento de la semana pasada es una como una «dosis». «Pero es evidente que cuando deciden subirla, se hace mucho daño al organismo. Por lo tanto, que no se lo tomen así y tengan mucha prudencia», ha pedido.

En ese sentido, el líder popular ha puesto en valor el entendimiento y los acuerdos que ambos partidos han sellado en los últimos meses. Y se ha referido expresamente a los de actualización del Concierto y el Cupo, que han permitido «fortalecer y consolidar el autogobierno» justo cuando en el resto del país le han surgido «enemigos», en referencia a Ciudadanos. «Pero hay un Gobierno en España que lo defiende. Y también una mayoría en las Cortes. Así que merece la pena mantener la estabilidad», ha lanzado Alonso al PNV.

Y la primera oportunidad donde los jeltzales demostrarán si tiene o no «disposición» a mantener la estabilidad será en la negociación para apoyar los Presupuestos Generales del Estado de 2018. «Espero que el PNV tenga sentido de la responsabilidad», ha apuntado Alonso, para a continuación confesar que el Gobierno quiere arrancar ya los contactos y su intención es «buscar una mayoría similar a la del año anterior», en la que los cinco votos de los diputados nacionalistas fueron decisivos para sacar las Cuentas de 2017.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos