Acusan a los Pujol de blanquear dinero a través de una empresa de helicópteros

El expresidente catalán Jordi Pujol, a las puertas de su domicilio en Barcelona el pasado mayo./EFE
El expresidente catalán Jordi Pujol, a las puertas de su domicilio en Barcelona el pasado mayo. / EFE

El juez De la Mata aprecia además indicios de que el clan del expresident influyó en adjudicaciones públicas de la Generalitat a Cat Helicopters

I. MONTES

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, instructor del ‘caso Pujol’, investiga un delito de blanqueo de dinero presuntamente cometido por la familia del expresidente de la Generalitat a través de la empresa Cat Helicopters S.L., concesionaria a su vez de diversos contratos con el Ejecutivo catalán en cuya adjudicación podrían haber influido los Pujol. Según un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Policía Nacional al que ha tenido acceso ‘El Mundo’, la cantidad blanqueada ascendería a unos dos millones de euros que después se habrían invertido en México y Estados Unidos.

El titular del Juzgado de Instrucción número cinco del tribunal central ha levantado, tras recibir el informe de la Udef, el secreto de las actuaciones que venía desarrollando desde hace nueve meses. En dicho documento se señala a los hijos del ex ‘molt honorable’ Josep y Jordi Pujol Ferrusola como cerebros de una operación que se habría llevado a cabo entre 2009 y 2010 y que habría permitido «enmascarar y ocultar la disposición de efectivos» de las cuentas que el clan tenía en Andorra, una sospecha que estaría acreditada por los registros y testimonios ordenados por De la Mata.

La Udef cifra en unos «dos millones de euros» la suma que pudo ser blanqueada en distintas operaciones

Según las investigaciones, Josep Pujol firmó el 9 de diciembre de 2009 un contrato de préstamo por valor de 960.000 euros con el propietario de Cat Helicopters, Jorge Barrigón Lafita. Días después, el hijo del expresidente catalán realizó un ingreso en efectivo por importe de 933.000 euros en las cuentas familiares de Andorra, «desconociéndose el origen de dicha cantidad».

El dueño de la compañía, que fue detenido el pasado mes de marzo, explicó que su socio en la empresa le había pedido esa suma por una opción de compra verbal de sus participaciones, algo que niega el aludido. Sin embargo, siempre según Barrigón, al año siguiente concluyeron que la operación no se iba a ejecutar y cancelaron el préstamo e ingresaron el dinero. La Udef, en su informe fechado el 20 de diciembre, eleva a «dos millones de euros» la suma del supuesto blanqueo con esta y otras operaciones similares.

Hospitalizado por un catarro

Se da la circunstancia, según los informes policiales, de que la familia Pujol se desplazaba a menudo a Andorra en los helicópteros de Jorge Barrigón. Su empresa ya venía siendo investigada, a instancias de la Oficina Antifraude de Cataluña, por presuntas contrataciones irregulares. El juez De la Mata sostiene que Cat Helicopters «ha estado recibiendo durante años adjudicaciones de contratos públicos de la Generalitat» en el área del Servicio Catalán de Tráfico, al que reclamó todos los contratos suscritos con la compañía entre 2009 y 2015. La investigación judicial se conoce justo cuando Jordi Pujol padre, de 87 años, permanece hospitalizado desde hace varios días por un fuerte catarro. Su estado de salud, en todo caso, no reviste gravedad.

Según el magistrado, dichas adjudicaciones se habrían visto favorecidas por la «colaboración directa» de Antonio Almerich, el funcionario de Tráfico que establecía los requisitos técnicos de los concursos públicos y los valoraba en las distintas ofertas, y que «habría estado recibiendo pagos regulares mensuales de Cat Helicopters S.L. durante todos los años en que resultó adjudicataria de los concursos», sostiene el instructor.

Los Pujol niegan el blanqueo de dinero y acusan al exsocio de Barrigón Antonio Rebés de mentir para perjudicar a la compañía. Josep Pujol, en declaraciones a La Sexta recogidas por ‘El Periódico’, señalaba también ayer como responsables de la acusación a «exparejas despechadas», en alusión a Victoria Álvarez, exnovia de su hermano Jordi y autora de la denuncia que dio origen al ‘caso Pujol’.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos