La acusación particular pide cuatro años para tres ertzainas por el caso Cabacas

Alegan que estos agentes «fueron quienes ordenaron disparar o siendo mando superior permitió que los ertzainas bajo su mando efectuasen disparos»

EUROPA PRESS

La acusación particular que ejerce la familia de Iñigo Cabacas pide cuatro años de cárcel por homicidio con imprudencia grave profesional para el oficial y dos suboficiales de la Ertzaintza que integraban el operativo la noche que el aficionado del Athletic recibió el impacto de una pelota de goma que provocó días después su muerte, en abril de 2012.

La acusación particular ha remitido ya al Juzgado de Instrucción número 10 de Bilbao su escrito de acusación y la solicitud de apertura de juicio oral. La acusación sostiene que estos ertzainas «fueron quienes ordenaron directamente disparar o siendo mando superior permitió que los agentes bajo su mando efectuasen disparos con pelotas de goma en condiciones que infringen principios básicos de actuación».

Los acusados son el oficial de mayor rango en la zona donde se produjeron los hechos, así como dos suboficiales responsables de dos furgonetas cuyos ocupantes dispararon contra las personas que allí se encontraban.

A los tres les acusa de un delito de homicidio con imprudencia grave profesional, motivo por el que solicitan para cada uno cuatro años de prisión e inhabilitación especial para el ejercicio de su profesión por un periodo de seis años, así como que se les prohíba acercarse a los padres de la víctima mientras dure la condena.

El pasado mes de mayo la Fiscalía pidió el archivo del 'caso Cabacas, posicionándose así en contra del criterio de la magistrada Ana Torres, que hace había procesó a tres mandos intermedios por un supuesto delito de homicidio por «imprudencia grave profesional». El pronunciamiento el del Ministerio Público dejaba así a la familia de Cabacas como única acusación si se abre juicio oral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos