Acuerdo entre Seguridad y los sindicatos para modernizar la Brigada Móvil de la Ertzaintza

Miembros de la Brigada Móvil en Bilbao./E. C.
Miembros de la Brigada Móvil en Bilbao. / E. C.

También se modificará la movilidad geográfica de los agentes en el Cuerpo y el acceso a la segunda actividad de los ertzainas de más de 54 años

EUROPA PRESS

La Mesa 103 de la Ertzaintza ha aprobado este viernes las condiciones acordadas por el Departamento vasco de Seguridad y los sindicatos ErNE y Esan, para modernizar la Brigada Móvil, mejorar el servicio activo modulado por la edad (el SAM) y la prestación excepcional de servicios en otras demarcaciones.

La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, ha dado a conocer en el Consejo de la Ertzaintza, celebrado este viernes en la base de Erandio, el Plan de Modernización de la Unidad de Brigada Móvil, «tal y como se comprometió en la última reunión del 6 de marzo», ha explicado el Departamento de Seguridad.

El Departamento de Seguridad y los sindicatos ErNE y Esan han formalizado el acuerdo sobre la modificación del acuerdo regulador de las condiciones laborales de la Ertzaintza, que «supondrá la mejora de las condiciones laborales del colectivo profesional, al tiempo que la modernización de la prestación del servicio policial a la ciudadanía«, ha explicado la Consejería.

Los acuerdos afectan a la renovación de la Brigada Móvil, al servicio activo modulado por la edad y a la prestación excepcional de servicios en otras demarcaciones y son «el resultado de varios meses de negociación que finalmente se plasman en este compromiso».

La modernización de la Brigada Móvil tiene, entre sus ejes, la renovación y el rejuvenecimiento de la edad media de la plantilla, con nuevos cursos de especialidad y una ampliación de las previsiones iniciales para 2018 a 80 plazas.

También se centra en la unificación de las condiciones laborales de su personal, con el establecimiento de un régimen horario específico para el personal de la Brigada Móvil de nueve horas y media en semanas alternas de trabajo y descanso, que comenzaría a aplicarse a partir de enero de 2019.

Asimismo, se incluyen medidas destinadas a garantizar la salud y el mantenimiento de las condiciones físicas. En este apartado, se contemplan 16 entrenamientos ordinarios anuales en tiempo laboral, más otra jornada conjunta y pruebas físicas específicas para quienes lleven más de 20 años en la unidad.

Agentes de 55 años

En cuanto al servicio activo modulado por la edad (SAM), el acuerdo permite acogerse a esta modalidad desde el inicio del año en que cumplan los 55 años de edad hasta el momento en que se produzca la jubilación anticipada.

Se revisan y actualizan los complementos que se perciben por la realización de jornadas en horario nocturno tanto en el caso del personal acogido al SAM que opte por realizar trabajo en horario nocturno, como para quienes les sustituyan cuando hayan optado por su exención, «de forma que se permita garantizar la prestación del servicio o reforzarlo cuando sea necesario», ha explicado.

Estas novedades respecto al servicio modulado por la edad serán efectivas también a partir de enero de 2019, según ha precisado el Departamento que dirige Estefanía Beltrán de Heredia.

Por otra parte, se ha acordado, en relación a la prestación de servicios en otras comisarías, que cada centro cubrirá sus necesidades con el personal adscrito «conforme a los mecanismos previstos en el acuerdo regulador» y, sólo «cuando excepcionalmente no los pudiera cubrir la propia Unidad por sí misma, se acudiría en último término y de forma extraordinaria a desplazar a personal de otras unidades».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos