La Abogacía del Estado perseguirá a los autores de los ataques contra el turismo

Este miércoles aparecieron pintadas en la Agencia Vasca de Turismo en Bilbao. / E. C.

«Algunos parece que añoran los tiempos más negros de nuestra historia. Y no vamos a tolerar la más mínima infracción», advierte el delegado del Gobierno

KOLDO DOMÍNGUEZ

El Gobierno central envió ayer un mensaje claro y contundente a los responsables de los actos contra los intereses turísticos en Cataluña, las Islas Baleares y Euskadi. Si hasta ahora algunas voces las habían defendido como meras ‘performances’ o actos reivindicativos, para el Ejecutivo central se trata de graves ataques contra la primera industria del país que deben ser perseguidos por vía judicial. Y por ello, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital instó a la Abogacía General del Estado a adoptar las medidas necesarias para denunciar cualquier nuevo incidente que se produzca y a personarse en las diligencias ya abiertas en los juzgados.

Con esta orden, el ministerio dirigido por Álvaro Nadal va un paso más allá en su intento de poner fin a estos ataques. El pasado viernes ya adelantó en una comparecencia ante los medios en Asturias que su departamento había encargado a la Abogacía del Estado «estudiar las posibilidades de actuar contra las organizaciones que están promoviendo estos actos». Una primera advertencia que no tuvo éxito a tenor de los incidentes de los últimos días, en los que se han producido destrozos y actos violentos contra autobuses turísticos, bicicletas de alquiler y otros negocios. «Tenemos el firme propósito de actuar con contundencia y perseguir este tipo de actos vandálicos hasta sus últimas consecuencias», aseguró ayer el ministerio en un comunicado.

«Tenemos el firme propósito de actuar con contundencia contra estos actos vandálicos» <

Desde el Gobierno se insistió ayer en que el turismo es un «sector fundamental para la economía española», ya que representa más del 11 % del producto interior bruto (PIB). Y en un momento en el que la recuperación económica se ha convertido en el puntal de su discurso político, no quiere que el principal tractor de las cuentas del Estado sufra ningún contratiempo. Y ahora, frente a otros destinos turísticos hasta hace poco tiempo eran su competencia, España mantiene una imagen internacional de «alta seguridad para los visitantes». «Ése es uno de nuestros factores diferenciales de España y lo vamos a seguir garantizando», insistió el ministerio.

Intimidación y sabotaje

El delegado del Gobierno en Euskadi se sumó ayer al mensaje lanzado desde Energía y Turismo. Javier de Andrés denunció las «amenazas y ataques injustificados» protagonizados por la «izquierda abertzale al más puro estilo de la kale borroka». «Durante muchas décadas la lacra del terrorismo de ETA impidió que el País Vasco pudiera participar de los beneficios que representa el turismo. Ahora que lo estábamos consiguiendo parece que algunos añoran los tiempos más negros de nuestra historia. No vamos a tolerar ni la más mínima infracción de una campaña orquestada contra la principal empresa española y una actividad creciente en ingresos y empleo para Euskadi», aseguró el delegado del Gobierno.

LAS CLAVES

9.845
empresas vascas se dedican a actividades turísticas
75.179
personas trabajan en el sector, de los que 19.200 son autónomos

También la Cámara de Comercio de Bilbao terció ayer en la polémica e hizo público un comunicado e el que mostró su «absoluto rechazo por el uso de la intimidación y el sabotaje contra el sector turístico».

Fotos

Vídeos