Todo lo que debes saber si quieres viajar a Japón

VIAJES

Guía de consejos prácticos sobre lo que debes tener en cuenta antes del viaje y para desenvolverte en el país

Palacio de Kyoto, rodeado de los cerezos en flor en la época del 'sakura'.
Palacio de Kyoto, rodeado de los cerezos en flor en la época del 'sakura'. / Eider Burgos
Eider Burgos
EIDER BURGOS

No necesitas visado. A menos que te quedes más de 90 días. Tampoco que tu pasaporte haya sido expedido con un tiempo mínimo de antelación ni ningún tipo de vacunas.

Lo mejor es que lleves dinero en efectivo. A pesar de su fama vanguardista, Japón aún rehúye del uso de las tarjetas de crédito. Incluso en una ciudad hipertecnológica como Tokio no es raro encontrar lugares donde no acepten el plástico. Si a eso se le añade que el índice de robos allí es casi inexistente, lo mejor es que lleves tu dinero en efectivo. O al menos, una parte.

Noticias relacionadas

No todos los cajeros aceptarán tus tarjetas de crédito. Muchos cajeros solo leen tarjetas niponas. Es por eso que lo mejor es que llegues a Japón con la cartera ya llena. En el caso de que te quedes sin 'cash', existe una red de cajeros operativa para los extranjeros:

- Cajeros de las oficinas de correos. Se identifican por tener un caracter similar a una 'T' mayúscula y roja. La mayoría de oficinas cierran en torno a las 16 o 17 horas, aunque existen algunas 24 horas en las ciudades.

- Cajeros de los supermercados 7eleven. Se encuentran dentro mismo de los supermercados, que se cuentan por miles en Japón. Además, nunca cierran.

- Cajeros de los supermercados Lawson. Igual que sucede con 7eleven, hay uno casi en cada esquina. Estos, sin embargo, empezaron a abrirse a las tarjetas extranjeras el año pasado, así que puede ser que aún encuentres alguna máquina sin actualizar.

- Cajeros de bancos extranjeros. La sucursales de entidades bancarias extranjeras sí aceptan tarjetas de fuera de Japón. El contra: tienen el mismo horario que las oficinas y cierran entre las 16 y 17 horas.

Obtén tu Japan Rail Pass. La red ferroviaria japonesa es envidiable: por su frecuencia, distribución, velocidad y extrema puntualidad. Solo tiene un contra: su elevadísimo precio. Si quieres moverte por el país, lo mejor es que te hagas con un Japan Rail Pass, un bono para viajar en tren que también incluye las algunas líneas de metro siempre que pertenezcan a la compañía JR (Tokio, Osaka y Kyoto las tienen). Su precio varía, dependiendo de si queremos un bono para 7 días, 14, o 21; también existen versiones más baratas que funcionan solo en ciertas zonas de la isla. Para usarlo, solo tendrás que enseñárselo a los revisores en la entrada de las estaciones. ¡Y cuidado! Una vez que lo compres deberás canjearlo en los siguientes tres meses, como máximo.

En Japón apenas se habla inglés. Cuesta dar con un japonés que hable de forma fluida la lengua anglosajona, ni siquiera en la capital, por lo que la comunicación con los autóctonos puede resultar un poco complicada. Por suerte, suelen acompañar todo tipo de carteles, señales y menús con ilustraciones, lo que te ayudará en los restaurantes, estaciones de transporte y con las normas de comportamiento.

Puede que no te entiendan, pero son muy serviciales. Es un rasgo que ellos denominan 'omoyari no aru', que se traduciría como 'pensando en los demás'. Una fama con la que cumplen fielmente, aunque a veces solo sea por obligación social. Aunque no te entiendan, la mayoría hará lo posible por resolver tus dudas. Que no te extrañe si al preguntar por una dirección, ellos mismos te acompañen hasta tu punto de destino.

Evitan el contacto físico. Allí no se saludan con dos besos, tampoco estrechándose la mano ni dándose un abrazo. Los japoneses apenas tienen contacto físico, menos con desconocidos. Su sistema de reverencias va de un simple asentimiento con la cabeza para un saludo o un 'gracias' hasta la profunda reverencia para mostrar el mayor de los arrepentimientos.

No hables por teléfono en el tren. Es de muy mala educación. Por lo general, suelen llevar el teléfono en silencio, y si reciben una llamada, hacen todo lo posible para colgar cuanto antes. Y esperan lo mismo de los turistas.

Es probable que no puedas fumar en la calle. O mejor dicho, que no puedas fumar andando. Las grandes ciudades japonesas están abarrotadas de gente que corretea en todas las direcciones. Si caminas con el cigarrillo en la mano, corres el riesgo de quemar a alguien. Es por eso que en algunas zonas de mayor afluencia puedes encuentrar señales de 'prohibido fumar' o 'prohibido fumar andando'.

¿Por qué todos sorben al comer? Al contrario que en Occidente, en Japón sorber al tomar la sopa es un gesto de consideración. Significa que lo que estás comiendo está muy rico, por lo que a más ruido, se supone que mayor es el disfrute. Si crees que tu ramen está delicioso, no te cortes: sorbe.

Fotos

Vídeos