Peñas entre Anguiano y Matute

Rutas de montaña: San Quílez (1.044 m.)

Rutas de montaña: San Quílez (1.044 m.)

San Quiles, Cervancos y Peña del Reloj se elevan sobre Anguiano y Matute en las estribaciones de la Demanda riojana

Iñigo Muñoyerro
IÑIGO MUÑOYERRO

San Quirico o San Quílez, Cervancos y Peña del Reloj son tres destacadas montañas de la Demanda riojana. Tres cimas que sobresalen sobre los extensos hayedos que cubren unas laderas empinadas y exigentes, para montañeros experimentados. Son accesibles por Anguiano o en esta marcha por Matute en un recorrido que sigue tramos de la Ruta de las Tres Villas.

Podemos aparcar en la plaza del pueblo. Allí se alza la iglesia de San Román, gótica (s. XV) y edificada sobre otra anterior del s. XIII. En su interior conserva un excelente retablo de Miguel de Ureta (año 1587). Su pórtico sirve de refugio en caso de lluvia.

De salida vamos tras la ruta de la romería que cada 15 de junio sube a la cima con el santo metido en la alforja de un danzante. Las señales del GR nos encaminan a la calleja que baja al arroyo Matute. Cruzado el puente, seguimos la llamada 'Senda del Agua' por terreno abierto y con la Peña a la derecha. Al rato aparece un cruce (0h.10'). El GR va de frente. La marcha sigue (dch.) una parcelaria que llega a otro cruce (0h.25'), donde tomamos el ramal de la izquierda.

HITOS

San Quílez:
1.044 m. UTM: 30T X.518352 Y.4680396
Cervancos:
1.369 m. UTM: 30T X.596349 Y.4680071
Peña del Reloj :
1.348 m. UTM: 30T X.517283 Y.4680398
Cómo llegar:
N-120, Nájera. LR-113 a Bobadilla. Luego LR-432 Matute
Cartografía:
Anguiano (22-11) (241) 1:50.000 del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

Horario:
5h.05' (1h.40' Peña Reloj; 2h.15' San Quílez).
Distancia:
15,8 km.
Desnivel positivo:
960 m.
Severidad del medio:
3
Dificultad orientación:
3
Dificultad del terreno:
: 4
Esfuerzo necesario:
4

Sigue un tramo que bordea un hayedo hasta una portilla (0h.50') que cerramos. Al otro lado nos espera el primer repecho del día. Una senda que remonta la loma cruza un pequeño hayedo y desemboca en una amplia vaguada (1h.05') con espinos albares diseminados.

No hay indicadores. Acumulamos altura (izq.) por las trochas de ganado que permiten ganar metros. Atraviesan un bosquete de hayas. Luego basta con remontar la pendiente hasta la estrecha cima de la Peña del Reloj (1h.30'), con buzón y vistas excelentes sobre el valle del Najerilla. Se llama del Reloj por la sombra que proyecta y que se ha usado por los vecinos de Anguiano para saber la hora del día con precisión.

La senda nos lleva a un collado herboso (1h.40') donde destaca un poste de GR. Hozadas de jabalí y huellas de ciervo. Se enfrenta a un hayedo que remontaremos. Una tira de plástico señala el inicio de una cuesta muy exigente por lo pendiente y resbaladizo del terreno.

A media subida desaparece el bosque y aparece la roca. Peñascos calizos molestos y recubiertos de musgo que llegan al cordal de La Rasa y continúan hasta la cima (2h.15'). Vértice y buzón del club BBK. El alto es el límite municipal entre Anguiano y Matute. Más abajo, en el lindero del prado de la romería, está la ermita de San Quirico o San Quiles, edificio pequeño cerrado con una puerta blindada.

En la campa hay un poste del PR que seguimos camino del cercano Cervancos, techo de los montes de Matute. Una senda pedregosa baja a la majada Serradal (2h.25'). Allí la abandonamos para subir de frente. La trocha, señalada con pintura azul, atraviesa brezos y enebros crecidos que dificultan la marcha. La cima del Cervancos (2h.50') es estrecha y está coronada por un hito de piedra. Vistas similares al San Quirico.

La cresta se complica. Por ello perdemos altura hacia el barranco de Anguiano en busca de la Ruta de las Tres Villas, que aquí coincide con el GR-93. Monte abajo por el brezal recrecido tras un incendio que arrasó la ladera.

Una vez en la ruta (3h.05'), en realidad un cortafuegos, continuamos (dch.) hasta llegar al collado Cervancos (3h.15'). Un calvero en medio de un bosque de robles y pinos. Letrero GR/PR. La opción es clara. Una pista forestal desciende hacia el profundo barranco de Rigüelo, primero entre un monte cerrado de boj, robles y brezos y luego entre magníficas hayas. Una vez abajo caminamos (dch.) hasta el puente que vadea el arroyo Rigüelo (4h.00').

No ha terminado el esfuerzo. Allí comienza una maltratada carretera que seguimos. Fue trazada para las fallidas exploraciones petrolíferas. Sube y sube pegada a las faldas del Cerro Peñalba, calizo, y la Peña Tobía, conglomerado. Vuelve a alcanzar los mil metros de altura (4h.45') y tras un paso canadiense pierde altura hasta entrar en Matute por los antiguos corrales donde se estabula el único rebaño de ovejas del pueblo. Poco después pisamos la plaza de la iglesia de San Román (5h.05').

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos