Una vuelta por Pagoeta

Rutas de montaña: Pagoetako Kurutzea (676 m.)

Entretenido recorrido por el Parque Natural guipuzcoano que descubre algunos de sus tesoros y pasa por su conocida cruz

Fernando J. Pérez
FERNANDO J. PÉREZ

El Parque Natural de Pagoeta –’lugar de hayas’ en euskera– es un oasis de naturaleza anclado en medio de la Gipuzkoa más poblada en el que destaca, aparte de su riqueza natural y etnográfica, una importante estación megalítica. Fue declarado espacio protegido en 1998 y abarca una superficie de 2.860 hectáreas, pertenecientes en su mayor parte al municipio de Aia y, en menor medida, a los de Zarautz y Zestoa. Toma su nombre del modesto cordal de Pagoeta, la última estribación de la sierra de Hernio hacia el norte antes de descender hasta Zarautz y el Cantábrico.

Precisamente, sus alomadas cumbres contrastan con el perfil abrupto y rocoso de los cercanos Gazume y Hernio. Tal circunstancia y su completa red de senderos lo convierten en un inmejorable espacio para una excursión familiar en la que recorrer alguno de los tesoros: el jardín botánico, la ferrería Agorregi, Aia, la Cruz de Pagoeta, el ‘zoo’ de Sarrola o el área recreativa de Lukun.

HITOS

Pagoetako Kurutzea:
676 m. UTM: 30T X.567014 Y.4787076 Puntuable para los Cien Montes.
Urruztume:
678 m. UTM: 30T X.566823 Y.4787043
Cómo llegar:
AP-8 hasta Zarautz, N-634 hacia Orio hasta el alto de Orio, donde se coge la GI-2631 aAia hasta el desvío al Parketxe.
Cartografía:
Cuaderno Pirenaico ‘Ernio’ (Ed.Sua). Mapa nº 12 (Parque Natural de Pagoeta) del Gob. vasco. Mapa-Guía de Pagoeta (Nondik).

INFORMACIÓN MIDE

Horario:
3h.15’ (1h.40’ de ascensión al Pagoeta).
Distancia:
11,4 km.
Desnivel positivo:
850 m.
Severidad del medio:
2
Dificultad orientación:
2
Dificultad del terreno:
2
Esfuerzo necesario:
3

El recorrido propuesto, con salida y llegada en el Parketxe de Iturraran, discurre prácticamente en su totalidad por senderos balizados del parque. Desde el aparcamiento del parketxe, seguimos las marcas del sendero PR-GI. 35. Desciende primero por el jardín botánico y luego por un bosque trasmocho de hayas y robles hasta llegar a la ferrería de Agorregi (0h.15’), en realidad un complejo ‘industrial’ de trescientos años que incluye la fábrica de hierro y hasta tres molinos. Todo un alarde de la ingeniería de la época ya que todas las instalaciones funcionan con el agua de un único canal (ver en la web del Parque horarios de funcionamiento).

En el edificio principal giramos a la derecha y seguimos agora las indicaciones del GR-35 (Camino de la Transhunmacia). Cruza un bonito puente de piedra y enseguida comienza a ganar altura por un sinuoso sendero. El repecho es corto y desemboca en los prados que rodean el caserío Gorostiola, delante del cual pasamos antes de subir, ya por carretera, hasta Aia (0h.40’), donde podemos visitar su magnífica iglesia (s.XVI), la ermita de Aizpea o su humilladero.

Cruzamos el pueblo y la carretera que lleva a Asteasu y seguimos un camino balizado que se aleja del núcleo urbano. Pronto llegamos a un bifurcación donde elegimos el vial de la derecha (PR-GI.35), que asciende entre prados bordeando la loma de Arrieta (dch.). Encajonada unas veces y con bonitas vista otras, la ascensión discurre por un bonito camino empedrado, ancestral ruta por la que los agricultores transitaban con las leras (trineos herrados) cargadas de hierba o madera. Aún hoy son visibles las marcas que dejaron en las piedras tras siglos de tránsito.

Siempre por el camino principal, la ruta atraviesa un bosque de hayas, pinos y abetos y luego se adentra en un sombrío cipresal, donde descubrimos el primer crucifijo del vía crucis que lleva hasta la Cruz de Pagoeta (1h.40’). La actual data de 1935, aunque ya es citada en documentos de 1025. Desde el calvario, bajamos al rcercano refugio y subimos a Urruztume. Su vértice geodésico marca el inicio del descenso, junto a la alambrada y pasando por el túmulo de Urruztume, hasta el collado Lizarra (2h.00’), nudo de senderos del Parque.

Descendemos por la pista cementada (dch.) hasta una curva, donde seguimos un sendero que desemboca en un camino por el que llegamos (izd.) al caserío Amezketalardi, ahora reconvertido en albergue juvenil. El camino continúa hasta la granja Sarrola (2h.30’), en cuyos prados se pueden ver, además de vacas y caballos, corzosy ciervos. Pasamos ante la casona y, en la bifurcación, seguimos por la pista que desciende (dch.). Cruzamos un par de potillas e iniciamos por un bonito bosque un largo descenso hasta el fondo del barranco, donde se badea el arroyo Sarrola y enfila hacia el área recreativa de Lukun (3h.00’). El camino, donde la profusión de balizas evita toda posibilidad de extravío, asciende hasta el caserío Orbelaun y continúa hasta Lukun. Desde allí, solo queda cruzar la carretera de Aia y retornar al Parketxe (3h.15’).

Fotos

Vídeos