En busca de los orígenes de Bizkaia

Rutas de montaña: Maiaga (403 m.)

Rutas de montaña: Maiaga (403 m.)

Ascensión desde Errigoiti al Maiaga y al modesto Bizkaigana, que según algunos autores es el origen del nombre del Territorio Histórico

Fernando J. Pérez
FERNANDO J. PÉREZ

El invierno arrecia pero seguimos sin renunciar a nuestras excursiones semanales. La búsqueda de cimas accesibles recupera de la lista de montes pendientes al Bizkaigana, en Errigoiti. Llamar monte a esta loma es un presuntuosidad solo justificada por la historia que atesora. Yes que, según algunos autores, es el origen del nombre del Territorio Histórico. Apelan para ello, además, por supuesto, de la indudable coincidencia etimológica, a que el origen del Señorío estuvo precisamente en esta comarca de Busturialdea. Yuna cosa lleva a la otra...

Leyenda o no, lo que es indudable es que si alguien eligió el nombre de Bizkaia tras subir a este monte sabía lo que hacía ante la panorámica que se le ofrece hacia los cuatro puntos cardinales. Pese a que no llega ni a cuatrocientos metros de altitud, su estratégica ubicación le permite tener unas vistas excepcionales de casi toda la provincia. Un ejemplo: es de las pocas cumbres, y menos de su altitud, desde la que se divisan los cinco Montes Bocineros: Ganekogorta, Gorbeia, Kolitza, Oiz, Sollube.

Da fe de su importancia el hecho de que fuera incluido en el Catálogo de Montes del año 1950 como el monte nº 29 del listado de Bizkaia.

HITOS

Maiaga:
403 m. UTM: 30T X.523292 Y.4796533 Puntuable para los Cien Montes.
Bizkaigana:
387 m. UTM: 30T X.521737 Y.4797728
Cómo llegar:
Desde Gernika, seguir la carretera BI-3213 hasta Errigoiti
Cartografía:
MTN 62-I (Larrabetzu), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

Horario:
2h.00’ (0h.45’ al Maiaga y 1h.20’ al Bizkaigana).
Distancia:
8,0 km.
Desnivel positivo:
310 m.
Severidad del medio:
2
Dificultad orientación:
2
Dificultad del terreno:
2
Esfuerzo necesario:
2

Montañeramente hablando su interés es nulo. Hasta el área recreativa que hay a sus pies llega una carretera, y de aquella a la ermita de Santa Krutz que la corona apenas hay una treintena de escalones. Para compensarlo vamos a redondear la excursión, con salida y llegada en Errigoiti, con la ascensión al Maiaga, otra modesta cima pero que al menos requiere mancharnos de barro para coronarla. Yes Centenaria.

Uria es el núcleo principal de Errigoiti. Junto a la carretera hay un amplio aparcamiento. Allí mismo comienza la caminata. Seguimos la carretera en dirección a Gernika hasta el alto de Altoaga. Un poste de señales de los senderos GR-98 y el PR-BI. 173 invita a seguir una pista cementada (izq.) que lleva hasta el barrio Madalen (0h.20). Volvemos a seguir aquí las balizas (izd.) para remontar ya hacia el Maiaga. Subimos por una pista de cemento unos trescientos metros, hasta una curva de herradura. Aquí hay que seguir de frente un camino carretil que se adentra en el pinar para tomar, un poco más adelante, el primer desvío a la derecha.

A partir de aquí no hay pérdida. El camino, luego senda, remonta el amplios zigzags la vertiente sur de la montaña hasta encontrarnos con el buzón del Baskonia y el destrozado vértice geodésico (0h.45’).

Los árboles impiden toda visión, así que no perdemos el tiempo y descendemos, por la vertiente contraria, siguiendo la senda hasta una bifurcación. Por la izquierda acabamos desembocando en una pista que nos lleva hasta la carretera que une Lumo con los barrios errigoitiarras de Zallobante y Metxikas.

Afrontamos el tramo más monótono de la excursión, ya que no queda más remedio que seguir el asfalto (izd.) durante un kilómetro, aunque poco después de pasar junto a un caserío abandonado, podemos atajar (dch.) por el cortafuegos de la conducción de gas hasta el campo de fútbol, junto a la imponente ermita de San Lorentzo (1h.10’). Aún nos queda otro tanto tramo de asfalto. Cruzamos Zallobante y seguimos, de frente, la carretera, que tras un kilómetro llega al barrio de Bizkaigana. Cruzando entre las casas, un camino lleva a una modesta área recreativa a los pies de la loma de Bizkaigana, coronada por la ermita de Santa Krutz (1h.30’). Aquí sí, las vistas y el césped que rodean el templo invitan a remolonear, si el día a compaña.

Regresamos ya a Errigoiti. Volvemos por la carretera, aunque poco antes de llegar a Zallobante hay que desviarse (dch.) hasta el barrio de Zabale (1.55’). Tras el último caserío nace un sendero que desciende hacia el barranco y arroyo del mismo nombre, a la sombra de un bonito bosque de ribera. Las rocas de basalto, que explota una cantera cercana, afloran según perdemos altura hasta llenar las orillas del río. Tras cruzarlo, un camino carretil lleva a la carretera, por la que retornamos a Errigoiti (2h.15’).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos