Ilso de Estacas, entre Karrantza y Mena

Rutas de montaña: Ilso de Estacas (1.057 m.)

Rutas de montaña: Ilso de Estacas (1.057 m.)

Subida desde el barrio carranzano de Bernales a la cima central de los montes de Ordunte

Iñigo Muñoyerro
IÑIGO MUÑOYERRO

El Ilso de las Estacas o Pedranzo es una de las cumbres centrales de los montes de Ordunte, destacada línea de cimas que separa los valles de Mena y Carranza y que se extiende desde el Zalama, punto de unión de Bizkaia, Burgos y Cantabria, hasta Zalla. Las otras dos son el Baljerri y la Maza de Pando. Tanto por una vertiente como por otra, es un monte que presenta fuertes desniveles que endurecen el ascenso. Por Burgos el arbolado llega hasta los prados más altos. En cambio, por Bizkaia la hierba y el brezo suben hasta el mismo buzón.

Elegimos el barrio carranzano de Bernales como punto de partida de la marcha hacia la sierra, que se divisa lejos. Vacas, boñigas, perros y calma marcan este pequeño conjunto de caserías que se mantiene vivo gracias a la ganadería. Aparcamiento junto a la iglesia de San Pantaleón, donde una marquesina de bus facilita cambiarse.

HITOS

Ilso de Estacas:
1.057 m. UTM: 30T X.473955 Y.4780205 Puntuable para los Cien Montes.
Castañalera:
756 m. UTM: 30T X.472841 Y.4781326
Cornezuelo:
713 m. UTM: 30T X.472278 Y.47801994
Cómo llegar:
BI-630 a Karrantza y en Concha BI-4626 a Bernales. También A-8 a Colindres y N-629 a Ramales hasta el desvío a Karrantza
Cartografía:
MTN 60-IV (Balmaseda), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

Horario:
4h.20’ (2h.20’ de ascensión al Ilso).
Distancia:
13,4 km.
Desnivel positivo:
770 m.
Severidad del medio:
3
Dificultad orientación:
2
Dificultad del terreno:
3
Esfuerzo necesario:
4

De la carretera a Concha (0h.05’) sale (izd.) un camino ancho (letrero) que se embarra y se dirige al bosque. Es la senda a Lanzas Agudas que atraviesa el hayedo del Baljerri. Lo seguiremos un tramo. Tras un cierre para vacas, la pista gana altura y llega a un cruce (0h.25’). Un letrero del sendero PR BI-122 indica 7,4 km (1h.50’) a Lanzas Agudas. Lo seguimos por el rebollar hasta un desvío (izd.) (0h.35’).

Otro cierre de vacas lleva a una majada con corral, cabaña y fuente. Tras superar una nueva barrera encaramos la cuesta que lleva a los altos donde son habituales los caballos y las vacas pastando a sus anchas. Un pequeño bosquete de robles con un abrevadero permite enlazar con una pista herbosa que termina en un collado (0h.50’).

Un corto repecho por prado (izd.) lleva al vértice del Cornezuelo. Se trata de una cima rocosa con excelentes vistas sobre el valle. El alto suele estar ocupado por cabras (peligro de garrapatas) y mastines guardianes, que nos recibirán con sonoros ladridos.

De vuelta al collado, encaramos, por sendero o landa arriba, la Castañalera, otra cota menor de la sierra de Ordunte que aparece como un escalón. Por el tramo más cómodo entre el brezo se supera la pendiente, que es fuerte sobre todo en el muro final. Un hito señala el alto (1h.15’). Las vistas son similares al Cornezuelo.

Vamos ahora hacia el Ilso, oculto desde nuestra posición. Un sendero bien pisado por el ganado remonta por la ladera izquierda. Alcanza otro collado herboso donde además de vacas vemos los muros de una cabaña. Más abajo hay un manantial. Vuelta a la senda resbaladiza que surca el brezo y las escobas. Sortea abedules y hayas y, tras superar otro recuesto, termina en el collado de Picobasero (2h.10’). Estamos justo bajo la cima del Ilso.

Desde este collado cerrado de escobas el sendero continúa (izd.) hacia las fuentes de Calabazas y La Tabla y el collado de La Raigada, en la ruta a la Maza de Pando. Es una opción complicada e incómoda porque el hayedo siempre está húmedo. Más sencillo resulta atacar la cima de frente. Cualquiera de las trochas sirve para remontar el brezal mocho por el ramoneo de las cabras.

La cima del Ilso (2h.20’), también conocido como Pedranzo es herbosa y estrecha, frecuentada por las vacas. Coronan un buzón-cafetera y otro tradicional, ambos destrozados (por los montañeros). Parada para disfrutar de un panorama espectacular. Balgerri y Maza de Pando. Los valles de Carranza y Mena; La Peña y Sierra Sálvada. Montes de Lunada con Castro Valnera destacado y el mar Cantábrico.

Vuelta por la ruta de subida. Descenso escalonado por la loma. Quedan de lado Picobasero y Castañalera. Antes del col de Cornezuelo podemos atajar (dch) y perder altura entre helechos secos y espinos para enlazar con la pista de subida (3h.40’). Y una vez en la majada retornar a Bernales (4h.20’).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos