Vuelta al valle de Nabarniz

Rutas de montaña: Illuntzar (746 m.)

Rutas de montaña: Illuntzar (746 m.)

La circunvalación de este apartado reducto rural recorre sus principales cimas y las dos sierras que lo delimitan: Laia y Gaztiburu

Fernando J. Pérez
FERNANDO J. PÉREZ

Nabarniz es uno de esos tranquilos reductos rurales en los que el tiempo parecer discurrir más lento. La paz que se respira y el paisaje invitan a olvidarse del reloj y dejarse llevar por las sensaciones. Situado a la anda desdeñable altitud de 360 metros en la comarca de Busturialdea, es un apartado valle que se extiende en sentido norte-sur, está delimitado por las sierras de Laia y Gaztiburu y sus aguas desembocan en el río Lea. La propuesta de hoy circunvala el valle ascensiendo ambos cordales y recorriendo sus principales cumbres: el dominante Illuntzar (Laia) y las más modestas Kanpona y Arrola (Gaztiburu).

Desde su núcleo principal (aparcamiento y fuente), nos dirigimos al cercano barrio de Zabaleta siguiendo unas marcas de PR (blancas y amarillas) o por la carretera, siempre con la onmipresente figura del Illuntzar. Una vez en la barriada, remontamos por una pista de cemento siguiendo el PR hasta un amplio cruce de pistas con una fuente. El camino al Illuntzar sigue hacia la derecha (carteles). Obviamos el desvío que lleva al hayedo de Airo y seguimos por una pista que, tras pasar una compuerta, pasa junto a una gran nave ganadera.

HITOS

Illuntzar:
746 m. UTM: 30T X.535094 Y.4795944
Kanpona:
504 m. UTM: 30T X.531914 Y.4792365
Arrola:
537 m. UTM: 30T X.532243 Y.4795498 Puntuables para los Cien Montes.
Cómo llegar:
En Gernika, seguir dirección Nabarniz por BI-2224 y BI-3242.
Cartografía:
MTN 62-II (Gernika), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

Horario:
5h.45’ (1h.25’ al Illuntzar y 5h.10’ al Arrola.
Distancia:
19,7 km.
Desnivel positivo:
1.255 m
Severidad del medio:
2
Dificultad orientación:
2
Dificultad del terreno:
2
Esfuerzo necesario:
4

Nada pasar dejarla atrás hay que abandonar la pista y seguir un sendero a la izquierda. Una descolorida cinta de balizaje colgada nos servirá de referencia. Nos adentramos en terreno sinuoso e incomodo para remontar la primera loma camino del Illuntzar, poblada de espinos y aliagas. Un sendero se dibuja entre los pinchos y permite ganar altura hasta su punto culminante. Es el Motrollu, aunque no tiene ningún distintivo. A partir de aquí no dejaremos la línea de cumbres hasta alcanzar la alomada y redondeada cima del Illuntzar (1h.25’). Su altitud y la proximidad al mar permiten una de las mejores panorámicas de la montaña vizcaína.

Continuamos por el cordal hacia el sur siguiendo las trochas más evidentes. Cuanto el terreno se hace casi intransitable nos topamos con una marcada senda que seguimos hacia la derecha. Pronto descubrimos la señales azules y blancas que nos confirmar que transitamos por un Sendero Local. No tsrda en abandonar el cordal y, en un vertiginoso descenso nos lleva hasta el barrio de Narea (2h.30), perteneciente ya a Aulesti. Este es precisamente nuestro próximo destino, que alcanzamos sin perder de vista la señales de SL.

Recargamos la cantimplora y seguimos por la carretera que lleva a Munitibar. Serán apenas 500 metros. En el primer desvío a la derecha, cogemos una pista de cemento que discurre paralela al río Lea. Es también una variante que GR-38, que abandonaremos más adelante, tras un bucle del camino, para remontar por una embarrada pista forestal que se eleva hacia las alturas de la sierra de Gaztiburu. La ascensión se hace larga y tediosa entre pinares. Desembocamos en un collado destrozado por una reciente tala. Seguimos unos metros por la pistahasta una bifurcación. Ambos viales llegan al cordal principal. Los que quieran subir el Kanpona se mejor que cojan el de la izquierda. Los que quieran retornar ya hacia Nabarniz, el de la derecha.

Una vez en la divisoria, el Kanpona y su buzón-motor queda (izd.) a menos de un kilómetro (4h.00’). Iniciamos ya la vuelta Nabarniz. Hay que desandar todo el cordal, pasando antes por la cimas secundarias de Miñarria y Elbitzuaga, hasta llegar al caserío Arrola Bekoa, justo en la base del Arrola. Es el momento de abandonar la pista para atravesar el porche de la casona y adentramos en un pinar hasta un murete de piedras. Allí cogemos el sendero que, hacia la izquierda, asciende hasta una pista. La cruzamos y remontamos los últimos metros por las campas hasta el buzón cimero (5h.10’).

Ya solo queda bajar a Nabarniz. Hacia la derecha, seguimos un sendero que baja por el cordal (N) hasta desembocar en la pista que antes hemos cruzado. No hay que seguir por ella para descender hasta la carretera. Los metros los haremos por ella hasta retornar a Nabarniz.

Fotos

Vídeos