Vuelta al Axbiribil

Rutas de montaña: Axbiribil (354 m.)

Rutas de montaña: Axbiribil (354 m.)

La ascensión a esta cima centenaria de Urdaibai es la excusa para conocer alguno de los tesoros de la Reserva de la Biosfera

Fernando J. Pérez
FERNANDO J. PÉREZ

El Axbiribil es el principal desnivel que se eleva en la margen izquierda de la ría de Urdaibai. Como todos los montes de la Reserva de la Biosfera, está cubierta por un tupido encimar cantábrico que reduce al mínimo las opciones de conquista. Ello invita a completar la marcha con recorridos por sus entornos. Es la propuesta de hoy. La corta –e incómoda al final– ascensión al Axbiribil la cumplimentaremos con una larga marcha por Urdaibai que nos llevará a conocer una calzada y un poblado romanos, el estuario, los viejos astilleros de Murueta y las marismas de la única Reserva de la Biosfera del País Vasco.

Partimos de Sukarrieta, prácticamente en la muga con Busturia. Justo a la entrada del pueblo comienza la calzada romana que se dirige hacia el barrio busturiatarra de Axpe. Por desgracia, apenas quedar 200 metros del suelo original, el resto ha sido cementado. Cruzamos la plaza que hay ante la iglesia de Axpe y continuamos la ruta guiados por las balizas blancas y amarillas del PR-BI. 160, uno de los remozados senderos balizados de Urdaibai que bajo el nombre de ‘Caminando a la sombra del txakoli’ da a conocer los enclaves de mayor atractivo turístico de Busturia.

HITOS

Axbiribil:
354 m. UTM: 30T X.524970 Y.4799120 Puntuable para los Cien Montes.
Cómo llegar:
Desde Gernika, seguir la carretera a Bermeo (BI-2235) hasta Sukarrieta.
Cartografía:
MTN 38-III (Mungia), 38-IV (Elantxobe) y 62-II (Gernika), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

Horario:
5h.45’ (2h.30 de ascensión al Axbiribil.
Distancia:
21,5 km.
Desnivel positivo:
715 m.
Severidad del medio:
2
Dificultad orientación:
2
Dificultad del terreno:
3
Esfuerzo necesario:
4

El camino recorre la base del Atxapunta, pasa ante la ermita de San Bartolomé y llega hasta Altamira (0h.45’), otro de los barrios de Busturia. En la iglesia, dejamos el PR para dirigirnos de frente (S) hasta la carretera que une Bustura con Arrieta. Un poste del GR-38 (Senda del Vino y el Pescado) confirma que vamos por buen camino. Ante nosotros, a la izquierda, se muestra el largo espinazo del Axbiribil cubierto por el tupido encinar

Cruzamos el asfalto y, unos metros a la izquierda, se ofrecen dos pistas. Tenemos que seguir la que sube monte arriba hacia la derecha. Es una ascensión cómoda y sostenida, que pasa junto a un caserío. Un poco más adelante alcanzamos una trifurcación donde seguimos el vial del centro, que sigue subiendo. La ruta discurre enb todo momento próxima a la divisoria, hasta que comienza a bajar hacia le caserío Artolene. Con el edificio a la vista y sin llegar a pisar el asfalto ,hay que tomar un desvío (izd.) que nos vuelve a dirigir hacia el cordal.

El camino pasa junto a las cotas menores de Goikogana(311 m.) y Karabizurieta y desciende hasta una bifurcación junto a una gran jaula. Por la izquierda bajamos hasta el collado que separa el Karabizurieta del Axbiribil (1h.45’). Un hito indica el inicio del sendero (E) que se adentra en el encinar y remonta con ganas la vertiente occidental del antiguo Atxondo. Es un auténtico túnel de vegetación que no da más opciones que seguirlo.

Un par de hitos nos avisan que hemos llegado a la cresta cima. Es el momento de aventurarnos hacia la izquierda (N) en la tortuosa senda por el lapiaz que lleva a la cumbre. Son apenas 200 metros pero parecen el triple. Los numerosos hitos y cintas que marcan el camino son una guía indispensable para no perdernos en este laberinto de piedra y vegetación. Un mástil y el buzón del Goizale señalan el promontorio cimero en medio de la espesura (2h.30’).

Desandamos nuestros pasos hasta la senda principal y seguimos por ella (E) para afrontar el vertiginoso descenso a Forua. La pendiente, propensa a embarrarse, es tal que en un par de puntos hay instaladas unas oportunas cuerdas que facilitan la progresión. Superada la parte más técnica de la ruta, el problema pasa a ser la vegetación, muy tupida en la parte final del descenso, a partir de una cinta de balizaje que cierra el camino hacia la derecha. Esa es precisamente la referencia para realizar un amplio giro a la izquierda que nos lleva hasta una alambrada. La superamos y bajamos pegada a ella hasta un camino carretil que desemboca en el aparcamiento del restaurante Baserri Maitea.

Bajamos a la carretera y seguimos por ella hasta el primer desvío (dcha.), que nos lleva al caserío Lakane. Asu izquierda está lo que queda del viejo camino que unía Gernika con Forua. Llega hasta la cantera que se come el Axbiribil por el sur. Ya en la carretera, seguimos las marcas del PR-BI.181, pasamos ante los restos restaurados del Poblado Romano y llegamos al camino junto a la ría. Desde aquí solo nos queda un bonito y largo paseo, siguiendo las señales de nueva Senda Litoral (E9 GR-123) y sin apenas desnivel, hasta Sukarrieta (5h.45’).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos