Por los hayedos de Almurrain

Rutas de montaña: Almurrain (881 m.)

Rutas de montaña: Almurrain (881 m.)

La ascensión a esta cima menor pero 'centenaria' de los Montes de Vitoria es un reconfortante paseo por sus frondosos bosques y sus elevados praderíos

Fernando J. Pérez
FERNANDO J. PÉREZ

El Almurrain es una cima menor de los Montes de Vitoria. Ubicada en la antesala del cordal principal, volcada hacia La Llanada alavesa, se encuentra cubierta por un bonito hayedo que convierte cualquier excursión por sus laderas en un reconfortante paseo. Más en esta época, en la que la primavera ha estallado y la alta pluviosidad de las últimas semanas ha convertido el campo y las montañas en un vergel.

Su modesta condición no le impide ser monte 'centenario', circunstancia que le saca de un seguro anonimato y permite, también, mantener abiertos los caminos a su cima. Cualquiera de los pueblos que se asientan a sus pies –Ullibarri Olleros, Ixona, Aberasturi, Egileta e incluso Izartza, en su vertiente sur– son buenos puntos para afrontar su ascensión. Hoy hemos elegido el primero de ellos, y más lejano, lo que nos permitirá dar un rodeo por la sierra para descubrir otras cimas menores, como Kastañarri y Pico Izartza y darnos un paseo por los altos prados que rodean el pueblo del mismo nombre, uno de los más altos de Álava (930 metros).

HITOS

Almurrain:
881 m. UTM: 30T X.355770 Y.4738603 Puntuable para los Cien Montes.
Pico Izartza:
997 m. UTM: 30T X.536508 Y.4736794
Kastañarri:
903 m.
Cómo llegar:
En Vitoria, A-132 dirección Estella hasta el desvío a Arkaia y Otazu, y A-3104 hasta Ullibarri Olleros.
Cartografía:
MTN 38-II (Aretxabaleta), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

Horario:
3h.45' (2h.30' al Almurrain).
Distancia:
14,8 km.
Desnivel positivo:
740 m.
Severidad del medio:
2
Dificultad orientación:
2
Dificultad del terreno:
2
Esfuerzo necesario:
3

Rodeamos la iglesia de Ullibarri de los Olleros y dejamos atrás el pueblo por la pista por la que discurre el GR-25 (Vuelta a la Llanada). Tras cruzar un portón por un paso lateral el camino se divide. Por el de la izquierdo volveremos luego. Ahora seguimos por la derecha. La pista da paso a un camino que se adentra en el bosque, aquí abajo todavía mixto –abedules, pinos, acebos, hayas, robles...–, y va ganando altura de forma cómoda. Salvo un primer desvío (izq.), la ruta no tiene pérdida en este tramo.

Más arriba sí. Cuando el camino llanea, hay otro cruce (0h.35').Por la derecha, desembocamos en una amplia pista que recorre el cordal principal (izd.). Seguimos hasta los límites del bosque. Aquí cogemos (dch.) una senda algo difusa entre helechos que nos sube hasta la cima del Kastañarri (0h.50'), señalada por un nuevo y original buzón del club Araba Bike & Mendi.

Descendemos por la vertiente contraria (SE) siguiendo el cordal hacia los pastos de Itzartza. El terreno aquí es despejado y la vista se abre. Nos cruzamos con el GR-38 (ruta del Vino y el Pescado) y acto seguido atravesamos una alambrada (paso) que separa el pinar de las campas. Ya en el bosque, remontamos (dch.) por una camino propenso a embarrarse hasta salir a la siguiente balconada de prados. Giramos (izd.) y enseguida desembocamos en una pista con una profunda rodada que seguimos 250 metros. Cuando gira a la derecha, mantenemos el rumbo (E) campa través, cruzamos otra alambrada y seguimos por terreno abierto hasta la fuente de Askain (1h.25').

Aquí giramos ligeramente a la izquierda y continuamos pegados a la línea divisoria entre el bosque y los prados por un difuso sendero que más adelante entra en el hayedo y lo atraviesa para desembocar en los pastos que hay justo encima de Izartza. Delante (dch.) se eleva el pico del mismo nombre, que los tachacumbres pueden afrontar a la brava hasta el hito que señala la cima (1h.45').

De vuelta a los prados, en su punto más alto nace un camino (hay que cruzar la alambrada) que se adentra en el hayedo (N) y desciende hasta el amplio collado de Kostazabal (2h.10'). De frente, iniciamos l ascensión final, que ofrece como única duda un cruce un poco más adelante en el que hay que seguir a la derecha, con la referencia de unos puntos rojos en los árboles que nos acompañarán ya hasta abandonar el hayedo. Un corto pero duro repecho final nos deja en la cima, señalada con un viejo buzón-seta (2h.30').

Bajamos por la vertiente opuesta, por un evidente sendero. Un rapidísimo descenso, con los puntos rojos como referencia y a tramos a la brava entre las hayas, nos sitúa en los límites de la parcelaria (3h.00'). Siguiendo unos metros hacia la izquierda, encontramos un paso entre las plantaciones que lleva al camino que las atraviesa. Estamos en el GR-25, que no tenemos más que seguir (izd.) en un agradable paseo entre cultivos, prados, bosque y balsas de agua, para retornar a Ullibarri de los Olleros (3h.45').

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos