La Rioja, caparrones y zancudos

El casco urbano de Anguiano trepa por las laderas de las colinas que lo circundan. Por sus calles pendientes decienden sobre zancos los danzantes./JUSTO RODRÍGUEZ
El casco urbano de Anguiano trepa por las laderas de las colinas que lo circundan. Por sus calles pendientes decienden sobre zancos los danzantes. / JUSTO RODRÍGUEZ

Ocho restaurantes participan en las jornadas de la alubia, una excusa más para adentrarse en el corazón de la provincia

IRATXE LÓPEZ

Anguiano posee dos referentes que convierten a esta localidad riojana en vieja conocida: la danza de los zancos y las alubias. Sus callejas intrincadas aguardan a las puertas de la Sierra, en el valle de Najerilla. Por ellas giran en frenético descenso los ocho danzadores. Lo hacen al menos desde el año 1603 mientras el público aguanta la respiración. Parece imposible no caer ante la mezcla de velocidad y suelo pedregoso, pero ellos lo consiguen en cada una de sus salidas, el 22 de julio y el último fin de semana de septiembre.

Anguiano (La Rioja)

Dónde
Anguiano se encuentra a 45 kilómetros de Logroño.
Web
alubiadeanguiano.com y ayuntamientodeanguiano.org.

Para esos encuentros aún quedan meses. En cambio conocer las tradicionales alubiadas es posible acercando el coche hasta la villa los próximos 3 y 4 de marzo y 10 y 11 de ese mismo mes. La cita tiene nombre: Segunda edición de las Jornadas Gastronómicas de la Alubia de Anguiano. Muestra el producto preparado por ocho restaurantes de la zona, a quince euros el menú con primer plato, segundo y postre.

El pueblo, piedra y vida, cede su tierra a campos que hace unos años contaban solo con ocho hectáreas dedicadas a la legumbre. Ahora la cifra se ha elevado a 22, de la mano de 29 productores acogidos al distintivo de calidad.

Tres barrios dan forma al conjunto, Cuevas, Mediavilla y Era. En el primero interesan la arquitectura popular y las formas de la Iglesia de San Pedro (XVI). Desde el edificio se disfruta una panorámica del Najerilla y del viejo puente que comunica los caseríos de Anguiano con los roquedos del entorno. En el segundo las casas de sillería ornadas por escudos nobiliarios y la Iglesia de San Andrés (XVI). De ella cuentan que en 1546 Juan Pérez de Solarte inició su construcción sobre una anterior. Destaca el retablo mayor, trabajo barroco realizado por Diego de Ichaso entre 1672 y 1686. En el tercero los pajares acompañados por edificios de reciente construcción.

Patrimonio cercano

Muy cerca, a solo quince minutos en coche, vale la pena un paseo por Nájera y acercarse hasta los monasterios de Valvanera, Bien de Interés Cultural situado en la margen izquierda del río Najerilla cuya Virgen románica data del siglo XII, y San Millán de la Cogolla, fundado en el siglo VI que contiene el imponente sepulcro de San Millán en alabastro. Algo más lejos -a veinte minutos- el encuentro es con Santo Domingo de la Calzada, que existía como pequeño burgo en el siglo XI, aunque aparece citado por primera vez en los cartularios de 1136.

Fe y naturaleza

Valvanera es el hogar de la Virgen, uno de los destinos imprescindibles para los católicos riojanos, pues es la patrona de la Comunidad Autónoma. La historia de esta devoción quedó anclada desde hace más de mil años, en los turbios tiempos de la Edad Media. La leyenda dice que un perdulario se encomendó a María para pedirle que le ayudara a cambiar su vida y que un ángel le guió hasta donde se encontraba oculta la imagen, junto a un roble, una fuente y un enjambre de abejas. Fieles y otros que no lo son guían sus pasos hacia este lugar recondito que se encarama en la sierra de La Demanda, un paraje poblado de encinas, hayas, robles y pinos de repoblación que invita a caminar. Desde el mismo monasterio (siglo XVII) y su bella iglesia gótica arrancan diversos senderos de poca dificultad que recorren las laderas en paralelo al arroyo.

«Ya desde el empalme de Pedroso, el paisaje se va cerrando con los farallones de Peña Reló por la derecha y los cerros de La Gabriela y Cueva Mori por la izquierda. Viejos muros de ruinas monacales como mirador del río sobre el Najerilla; laderas con encinas, aulagas, espliegos y retamas; espesos bosques de hayas pegados a los vallejos allá arriba. Pero es en la ‘revuelta’ del Enciendo cuando nos encontramos casi de repente con el pueblo, y lo primero que se ve, son los Riscos. Riscos erectos, firmes, orgullosos, separados por el Najerilla. Enormes taludes alzados por las presiones internas de miles de años, tensionadas sus vetas por las recónditas fuerzas de la Tierra, que los eleva en el aire hasta hacerles mostrar sus estratos hoy del todo verticales».

Con estas palabras describe Jesús María Martínez Alesanco la llegada a la villa. Lo hace en su libro ‘La Danza de los Zancos desde 1603 a 2003 en Anguiano’. Igual que él, el turista ocasional quedará sorprendido al ver esos riscos, al sospechar el trabajo que las aguas han firmado durante siglos, horadando grutas en sus entrañas.

Restaurantes participantes

Valdevenados
Alubias con segundos a elegir entre filete de ternera a la plancha con guarnición, churrasco, lomo de cerdo a la plancha con guarnición, brochetas de langostinos, bacalao confitado y sepia a la plancha. (Carretera Lerma, 12. Anguiano. Menú fin de semana: 15 €. 941377085. www.valdevenados.com).
La Cañada
Alubias con segundos a elegir: hamburguesas de jabalí con cebolla caramelizada, conejo en escabeche, cordero a la cazuela con setas pimientos rojos, lomos de bacalao a la riojana (Ctra. Anguiano Km. 49. Anguiano. Menú del día: 10 €. Menú fin de semana: 15 y 18 €. 941745003. www.lacanadarestaurante.es).
La Herradura
Alubias, menestra, ensaladas o pasta de primero y segundo para elegir: chuletillas, entrecot, bacalao a la riojana, pimientos rellenos. (Carretera de Lerma, 4. Anguiano. Menú: 15 €. 941377151).
La Escuela
Alubias o alcachofas con jamón con segundos a elegir: chuletillas de cordero de la sierra o bacalao en salsa de piquillo. (Carretera, 9. Brieva de Cameros. Menú del día: 11,50 €. 941741420).
Monasterio de Valvanera
Alubias o menestra con segundos a elegir: lomo a la riojana, carrilleras asadas, bacalao a la riojana, cordero guisado o a la cazuela. (Carretera LR 435. Anguiano. Menú del día: 12 €. Menú fin de semana: 15 €. 941377044. monasteriodevalvanera.es)
Venta de Goyo
Alubias y diferentes platos como primeros, con segundos a elegir: carne de caza o pescado. (Puente Río Neila, 2. Viniegra de Abajo. Menú del día: 11 €. Carta: 30 €. 941378007. www.ventadegoyo.es).
Casa Irene
Alubias y diferentes platos como primeros, con segundos a elegir. (Josefa Martínez, 10. Viniegra de Abajo. Menú fin de semana: 15 €. 941378190).
La Villa
Alubias con segundos a elegir: rabo de toro, carrilleras guisadas, bacalao a la riojana y entrecot. (Mayor 3, Canales de la Sierra. Menú del día: 11 €. Menú fin de semana: 15 €. 941376013. hostaltabernalavilla.com).

Por encima los campos, piel de la tierra, velan por la salud de la caprichosa alubia. La protegen en un seno cascajoso, común en esta zona de montaña. El grano es diferente al resto de caparrones riojanos. Más pequeño. De piel menos robusta. Agradecido a la hora de ser cocinado y consumido. Capaz de cocerse antes. Difícil de romper incluso aunque te excedas en la cocción. Adaptable a distintas combinaciones por su finura. Mantecoso y suave en la boca.

La mayoría de su cultivo se apoya en la tradición, aunque en los últimos años la búsqueda de sostenibilidad y excelencia haya introducido nuevas técnicas. A la reina colorada se han sumado en Anguiano otras ofertas alimenticias, pequeñas empresas dedicadas a la elaboración artesanal de mermelada, queso o morcilla.

Rutas de senderismo

Alrededor de la villa y sus cultivos se agolpan bosques frondosos de hayas y de robles, prados de altura, roquedos y barrancos, riberas vigiladas por chopos, abedules y avellanos silvestres. El lugar resulta perfecto para el senderismo. Las rapaces sobrevuelan la vida. Escondidos para protegerse desarrollan su mundo jabalíes, corzos, conejos, ranas, salamandras y tritones que se mueven entre helechos y claveles silvestres, entre ombligos de Venus y pampajaritos.

Siete rutas atraviesan los hayedos por la Mancomunidad de Anguiano, Matute y Tobía (www.rutasentrehayedos.es). Suman 95 kilómetros de recorridos que pueden combinarse también con el GR-93 y el GR-190, el Sendero del Salto del Agua de Matute o el Sendero de Valvanera. Los caminos del Serradero, Roñas, Tres Villas y Peñas son circulares y tienen su origen o final en Anguiano. También en el mismo pueblo arranca la lineal de Valvanera.

Por resumir la invitación, diferentes planes con los que disfrutar de unas jornadas gastronómica tranquila o movida. Sabrosa en cualquier caso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos