Leer no cuesta dinero: ruta por librerías outlet de Bilbao

Librería Re-read, en Alameda Urquijo./
Librería Re-read, en Alameda Urquijo.

Ya no hay excusa. Comprar libros ha dejado de ser un vicio caro. Te proponemos una ruta por tres librerías 'outlet' y de segunda mano en Bilbao. Para regresar a casa con joyas literarias desde solo 1 euro

IRATXE LÓPEZ

Hoy nos calzamos las sandalias de senderismo, pero nada de ir a la montaña. Nos vamos de librerías por Bilbao, otra ruta interesante. Librerías 'outlet', 'low cost', baratas… como prefieras llamarlas. Templos literarios donde el saber sí ocupa lugar pero cuesta poco dinero. Allí también hay árboles, hojas nacidas de muchos troncos. Bosques repletos de hadas, duendes y ríos malditos. De sombras que cobijan al lector mientras pasa página. Asesinatos, incestos, amoríos. Detectives, reyes, seres felices o desolados. Déjate guiar por esta breve excursión literaria y olvida recoger flores para montar centros de mesa. Los libros adornan más, y encima sanan el alma.

Las tres librerías

Re-Read:
Alameda Urkijo 79, Bilbao. 94 442 16 72. De lunes a sábado, 10.00 a 14.00 y 16.00 a 20.00 horas. Julio y agosto, sábados por la tarde cerrado. http://www.re-read.com/libreria/re-read-alameda-urquijo-san-mames-bilbao.
Boulandier:
Juan Ajuriaguerra 52, Bilbao. 94 424 10 72. Lunes a viernes de 10.30 a 13.30 y de 16.30 a 19.00 horas.
Libu:
Carnicería Vieja 7, Bilbao. 688 685 976. Lunes a sábado de 10.30 a 14.00 y de 16.30 a 20.00 horas de lunes a sábado. Verano, sábados cerrado. www.libu.es

Empezamos llaneando en Alameda de Urquijo 79 donde debes buscar el rótulo de Re-Read. Una pizarra franquea la entrada. «Hasta en la mejores familias hay una oveja lectora», reza. Más de medio año llevan allí, cumpliendo un claro objetivo: «Acercar la cultura a personas que por su situación económica o laboral no pueden acceder a un libro nuevo, sin renunciar a uno en buen estado», aclara Natalia Pérez, responsable de Re-Read Bilbao.

Un orden preciso impera en sus estanterías. Biografía. Novela histórica. Poesía... la más concurrida, novela policíaca. Baldas de color claro, detalles curiosos, el aspecto del local es elegante. Invita a la consulta sin prisa, a dejar fluir el tiempo. «Al recibir libros casi a diario su rotación es importante, con novedades en la sección de recién llegados». Entre los más buscados: policíacos, historia, ensayo y autoayuda. Por encima de ellos, solo los clásicos universales. Nombres propios preferidos: Stephan Zweig, Haruki Murakami y Henning Mankell. «Por el contrario cuesta vender a Gala, Moix y Pérez-Reverte».

Tras la búsqueda, los clientes asoman la cartera para pagar 3 euros por un libro, 5 por dos o 10 por cinco. Si eres reincidente ofrecen tarjeta de fidelización con precios especiales. Y en caso de que quieras dar otra vida a tus libros te compran la pieza, editada a partir de 1990, por 0,20 céntimos. «Por fortuna, queda mucho romántico del papel. Un libro de segunda mano no leído es una novedad similar a un libro nuevo».

En Re-read son ambiciosos, aspiran a convertirse en punto de encuentro de la cultura. Por eso organizan talleres y charlas. Su lema es rotundo y sirve como despedida para esta experiencia: 'Libros casi nuevos a un precio casi imposible. Porque siempre hay libros leídos y libros por leer'.

Segunda ensenada: Librería Boulandier, donde nada más entrar huele a papel, a literatura e historias. A horas de vidas por contar y descubrir. A ejemplares forrados en colores de rancio abolengo. Granates, cremas, azules, empapelan el coqueto rincón protagonista de más de un anuncio, algún que otro corto e incluso presentaciones de videojuegos.

Cuenta Javier Boulandier, como cuentan los libros que se superponen en esqueleto hasta el techo, que hace meses tuvo «a una productora inglesa para rodar un anuncio de coches». Llamativo. Como los reportajes fotográficos que han hecho allí escritores, músicos y políticos. «Tantos que ya ni me acuerdo». Comprensible el olvido tras veintiséis años de andadura y treinta y dos de profesión. «Damos servicio a la sociedad mediante la transmisión de cultura, la recuperación de patrimonio y el fomento de la lectura».

No hablamos de cualquier librería sino de una anticuaria, con obras desde el siglo XV hasta la actualidad. Los años no abaratan la oferta pero cuentan con precios para todos los bolsillos. «Los lectores normales vienen casi a diario y adquieren obras desde un euro. Los coleccionistas e investigadores compran títulos mas caros».

Aquí no hay autores estrella, el estrellato lo pone cada cual con su elección. «Tenemos trabajos relacionados con el arte, arquitectura, ciencias, narrativa, poesía, ensayo...». Invitan a entrar sacando a la calle expositores con ejemplares a precios muy asequibles. Luego, de puertas para adentro, todos los días ocurre algo. «Visitas inesperadas, personas sorprendentes…». Ahí queda, mantengamos el secreto. Habrá muchos que desvelar para quien sepa leer entre líneas.

Última parada y cima: Libu. Una Asociación sin ánimo de lucro que apoya a personas en exclusión, Zubietxe, la puso en marcha en 2015. «Somos una librería social que ofrece una segunda oportunidad a los libros pero también a las personas que no lo tienen fácil en el mercado laboral», asegura una de sus voluntarias, Izaskun. Ese ambiente de apoyo se siente al entrar. Recibimiento con amable sonrisa, citas positivas que ponen sol a un día nublado. Anécdotas nunca faltan. Por ejemplo la de una mujer que regaló varios libros y «tuvo que regresar al descubrir que entre sus donaciones había traspapelado una vergonzosa fotografía de su etapa adolescente; quería recuperarla a toda costa. Otra clienta suele comprar muchas novelas, pues es una gran lectora, y cada mes vuelve a donarlas».

En este territorio que invita a la fantasía los sueños están ordenados por género literario. También hay hueco para un rincón de artesanías, donde diseñadores, artesanos y artistas venden sus productos. Y defienden con ahínco la sección infantil. «Hay padres que encuentran en nuestras baldas grandes clásicos de su infancia. Los compran para hijos recién nacidos, historietas de Fray Perico, El Pirata Garrapata… La mayoría de clientes sabe lo que busca, novela y ensayo sobre todo. En verano, cultura, gastronomía vasca y guías de viaje. Alberto Vázquez Figueroa está entre los autores más solicitados, además de los libros recientes y clásicos».

«Quienes nos visitan tienen un apego nostálgico al libro en papel como objeto valioso. También hay gente concienciada con nuestra causa. Jóvenes entregados a lo 'vintage' y al producto de segunda mano, pues promovemos el consumo sostenible, la reutilización y el reciclaje».

Tienen además agenda de actividades: conciertos, charlas, talleres, certámenes literarios... La mayoría gratuitas, impartidas por voluntarios. «Libu es una cadena solidaria. Libros y lectura actúan como nexo. Hay quienes los donan, quienes los compran, otros regalan su tiempo. Cada ejemplar ofrece un mar de esperanzas». Tal vez sea la hora de dejarse arrastrar por esa marea.

Temas

Libro

Fotos

Vídeos