GPS

Humedales y aves

Mirador del Urdaibai Bird Center / Maika Salguero

El Urdaibai Bird Center y el castillo de Arteaga rodean las marismas de Orueta

Iñigo Muñoyerro
IÑIGO MUÑOYERRO

Por su extensión y conservación Urdaibai, constituye la zona húmeda más importante de Euskal Herria. En ella concurre mucha de la diversidad paisajística y ecológica que habita en nuestra tierra. Cargado de humedales y frondosos bosques tal vez sea uno de los lugares con mayor riqueza ecológica del territorio. Entre las diferentes atracciones de la reserva están las marismas costeras, donde los nutrientes sirven de base para la cadena alimenticia. En Urdaibai, a lo largo de la carretera entre la marisma y las laderas boscosas del enigmático Ereñozar se estira Zelaieta, el núcleo de Gautegiz Arteaga. Fue pueblo de marinos de grandes singladuras e indianos. También de veraneantes con poderío en la "belle époque" y antes de la guerra. Ahora alberga el Urdaibai Bird Center, un museo vivo de la naturaleza para el disfrute del mundo de las aves y sus migraciones. Es además un observatorio de la marisma ubicado en el corazón de la Reserva de la Biosfera, que atrae visitantes de todo el mundo.

El PR BI-163 traza un bucle por el municipio. Seguiremos la parte que contornea los humedales, lo más atractivo del recorrido. Un amplio aparcamiento junto a la carretera (derecha) permite caminar hasta el Bird Center, un gran edificio que merece una visita sólo por la torre de seguimiento de aves. A 400 metros (está indicado) una senda se interna en un antiguo pinar recrecido de acebos y robles junto al agua. Vamos en silencio, con los prismáticos preparados hasta la caseta camuflada, mirador de la avifauna que reposa entre los carrizos de Orueta. En el Bird Center cuentan que las garcetas son las más numerosas, pero que anidan desde patos comunes a avetoros y águilas pescadoras.

Recomendaciones

Castillo de Arteaga
No dejes de visitar este magnífico hotel ubicado en el castillo de Eugenia de Montijo. Cuenta con un restaurante muy recomendable. (Gaztelubide, 7, Zelaieta. 946240012). La Marisma Café & Bar Bistro. No hay que perderse las finísimas croquetas de morcilla, hongos o queso, el pisto de temporada, los huevos rotos, el chuletón y el bonito asado. Los postres son todos caseros, como sus conocidas torrijas. (Avenida Sabino Arana Goiri, 2. Sukarrieta). Atxarre. Una de las mejores barras de la costa. También tienen raciones y ensaladas. (Antzora 24, Laida. 946276679)

Terreno de jabalíes

A la vuelta, si vamos atentos es fácil ver grandes cagarrutas. Son de jabalí, un animal que abunda en la espesura de Urdaibai. Dicen que este poderoso "todoterreno" aprovecha los viejos diques para cruzar la ría y depredar en Busturia o en Murueta. El PR sigue entre chalets y caseríos reformados hasta el magnífico castillo de Arteaga o de la Emperatriz. Se alza en el centro de un parque, en el barrio de Ozollo. Fue reedificado en 1856 por encargo de los emperadores franceses Napoleón III y Eugenia de Montijo, sobre los muros de una torre banderiza del siglo XV. Este castillo neogótico fue construido en piedra roja de Ereño sobre planos de arquitectos franceses. Desde 2003 alberga un hotel-restaurante de lujo.

Al otro lado del castillo un sendero baja hasta el cañaveral (400 mts.) hasta el observatorio de Ozollo, excelente mirador del pantanal sobre lo que fue uno de los mejores cazaderos de anátidas de Gautegiz. Con buenas piernas podemos alargar el paseo por el GR 123 entre prados de siega hasta el barrio de Isla Bekoa. Allí se alza la ermita de San Lorenzo, singular por la ventana del siglo X que exhibe en la fachada.

También quedan dos molinos de marea de los seis que tuvo el municipio. Se trata de Ozolloerrota construido en 1683 y Errotatxiki, este arruinado. En la zona hubo una ostrera industrial propiedad de la familia Gandarias. El mar llegaba entonces más arriba, como indica el barrio llamado Portua, que está subiendo junto a la carretera.

Un hermoso jardín rodea el Castillo de Arteaga / Eneritz Elordi

Casas ajardinadas

De vuelta al castillo, cruzamos la carretera y subir a Mendialdua donde se alza la iglesia de Andra Mari. Un poderoso edificio con aspecto de fortaleza fundado en el siglo XII y reedificado en 1620. Destaca en la fachada una puerta barroca de mármol rojo de Ereño y en el pórtico se conserva la "fiel arria", donde en los siglos pasados se resolvían los asuntos del municipio y se redactaban las decisiones. Desde la explanada de la iglesia con una gran encina se divisa la ladera de San Miguel de Ereñozar. Verde y cerrada de encinas parece inexpugnable.

A sus pies está el barranco de Errekalde, por donde baja el modesto río Olalde que movía varios molinos, entre ellos Oleta, Barrenerrota y Goenerrota. Retornamos al aparcamiento por el centro del pueblo. Entre casas ajardinadas de diferentes estilos: modernistas, clásicas, de indiano con su palmera, estilo francés de los años 20… Además pasaremos junto a los dos bares que hay en el pueblo.

Gautegiz Arteaga Bizkaia

Cómo llegar
Gautegiz Arteaga se accede continuando por la BI 2238 desde Kortezubi
Dificultad
Baja
Distancia
4, 4 kilómetros
Desnivel
50 m
Tiempo
1 h y 15'

Fotos

Vídeos