El paisaje del hierro de Muskiz

Maquinaria de la ferrería del Pobal./
Maquinaria de la ferrería del Pobal.

Una visita guiada a la exposición sobre el pasado industrial de Bizkaia enriquece el recorrido por la vieja ferrería

IRATXE LÓPEZ

La sorpresa abruma al entrar en la carbonera. El lugar, inusual ya de por sí, aparece vestido con enormes imágenes, viejas fotos pertenecientes al fondo fotográfico del Archivo Municipal de Fotografías Antiguas de Muskiz. Allí comienza la muestra. El nombre (‘Hierro al mar. Los paisajes del embarque de mineral en Bizkaia’) da una pista de su contenido. Por si no queda claro, este sábado 24 de marzo (11.00 h.) Joaquín Cárcamo, miembro de la Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y conocedor del pasado de Bizkaia, se encargará de conducir una visita especial previa a la puesta en marcha del martillo pilón y la exhibición de forja con herrero incluido, que tendrá lugar en la fragua de la ferrería El Pobal.

Parece obvio que el hierro fluye por las venas de Bizkaia. Siglos de historia unida al metal dan fe de una relación de amor que nace en la tierra y se refuerza tras la extracción, la transformación y el comercio. De él vivieron durante siglos muchos vizcaínos; también gentes llegadas de fuera. Base de exportaciones, utilizaron para su transporte algo que abunda en la provincia, el agua. Así proliferaron rutas marítimas que lo movían a través del Atlántico. Espacios portuarios con nuevo rostro facilitaban embarque y navegabilidad.

Los ríos Barbadún y Galindo, a los pies de los montes de Triano, otorgaban una salida natural cuyo relevo tomaría más tarde la ría del Nervión. De todo esto y de más trata la muestra. De la operación estética sufrida por el territorio. De sus cargaderos, hilo conductor de esta iniciativa en la que toman protagonismo la Punta de Sestao, hasta la que accedía el ferrocarril de Triano para ramificarse como delta fluvial, y la costa de Muskiz, sorprendida por la aparición de un nuevo habitante en la playa de La Arena, el cargadero de Kobaron.

Un guía explica pormenores de la exposición.
Un guía explica pormenores de la exposición.

Maquetas al detalle

Muchos asistentes se sorprenderán al saber que esa línea de Triano recorría el trazado que hoy usa el tren de cercanías de Muskiz. La estación de Ortuella decidió conservarse, aclamada como la más antigua del País Vasco. Quedan por ver ilustraciones elaboradas para el proyecto. Otro planos, postales e imágenes como la de la botadura del crucero ‘Infanta María Teresa’ en agosto de 1890, junto al cargadero de mineral engalanado para la ocasión. También recreaciones de enclaves ya desaparecidos, rastros fantasmas del pasado, como el viejo puerto de San Martín, en el estuario del Barbadun de Muskiz, decisivo desde la Edad Media para la familia Salazar de Muñatones.

Ferrería El Poblal

Dónde
Barrio de El Pobal s/n. Carretera Muskiz-Sopuerta.
Exposición
Hasta el 31 de marzo, visitas guiadas viernes, sábados y domingos con reserva (11.00 horas). 3,5 €. Tarifa reducida: 2,25 €. Viernes gratis.
Visita comentada + demostración ferrona
3 febrero (11.00 horas), gratis.
Reservas
629271516 y info@elpobal.com

A todos ellos se unen dos maquetas históricas, nacidas con mimo en el siglo XIX. Detallistas hasta el extremo. Ocultas desde hace 30 años, vislumbran de nuevo la luz para enfocar los cargaderos de la línea de Triano. Mostrar dos tipos de esos cargaderos, el elevado de vagones -habitual en las orillas de la ría- y el de tranvía de baldes, proyecto del ingeniero Daniel de Meñaca en 1892.

Dibujos de la ría bilbaína sorprenderán a los asistentes. Desde Bilbao hasta El Abra. Testimonios del cambio que supuso acoger en la orilla ferrocarriles, fábricas, construcción naval, muelles y encauzamientos derroche de efervescencia industrial. Instalaciones de un paisaje reconocible y especial, con construcciones verticales y embarcaderos horizontales. Hijas de antiguas ferrerías que a base de golpes -como verá el grupo durante la demostración-, doblegaban el hierro en la lucha entre hombre y materia. Propias de un pasado que merece la pena recordar. Que condujo hasta nuestro presente.

Recomendaciones

Río Club. Sus clientes lo destacan como un clásico de la zona por la variedad de pintxos disponibles: croquetas, sándwiches, diferentes tortillas... (Calle la Cendeja 3. Muskiz. 636317132)

Donibaneko Batzoki Sagardotegia. Por si prefieres comer más cantidad. Cuenta con picoteo, carta y diferentes menús, incluidos dos distintos para la sidrería. (San Juan s/n. Muskiz. 946466997. muskiz-sagardotegia.com)

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos