El encanto del aislamiento

Salceda, una de las aldeas de Polaciones, se alza al fondo de un valle boscoso./ANDRÉS FERNÁNDEZ
Salceda, una de las aldeas de Polaciones, se alza al fondo de un valle boscoso. / ANDRÉS FERNÁNDEZ
Polaciones (Cantabria)

Bosques, senderos y aldeas en la comarca natal del presidente cántabro Miguel Ángel Revilla

GAIZKA OLEA

Tres cosas definen a Polaciones, municipio cántabro situado en el fondo del valle labrado por el río Nansa, en los límites de Palencia: su aislamiento, el carnaval de los zamarrones en febrero y ser el lugar de nacimiento de Miguel Ángel Revilla, presidente de la comunidad autónoma, opinador y publicista fecundo de los múltiples atractivos de Cantabria. Y añadiremos una cuarta característica para animar a quienes no la conocen y aman la naturaleza: la brutal belleza de los bosques de hayas y robles que enmarcan el territorio. A Polaciones hay que ir, aunque sea a pasar unas horas, para salvar el tramo de cuestas pendientes que enlazan Tudanca con el municipio y evitar el muro de la presa de La Cohilla, que vendría a ser una puerta al valle de la que cuelga el cartel de ‘no pasar’.

Polaciones (Cantabria)

Cómo llegar
La localidad se encuentra en el valle del río Nansa, a unos 25 kilómetros de Puentenansa.
Web
turismodecantabria.com

Desde Carmona hasta Tudanca, encantadores pueblos de los que algo hablaremos más tarde, el valle del Nansa asciende suavemente entre pastos y bosques. Es una tierra amable con casonas, puentes y calles empedradas, pero la pendiente se agudiza cuando entras en el desfiladero taponado por el embalse desde 1950 y que prácticamente encierra Polaciones. Es una tierra dura, que fue muy pobre, de pastores, campesinos de poca tierra útil y condenada a quedarse vacía. El último censo habla de 237 vecinos, purriegos es su gentilicio.

Ruta de miradores

Algunos de los pueblos, como Lombraña, Tresabuela o Puente Pumar, están bien conservados; otros, como Salceda o Cotillos, uno de los más altos de Cantabria, presentan un desolador aspecto de abandono. Pero nos detendremos en ellos y apreciaremos el esfuerzo de sus gentes para mantener vivo un territorio que, no hace tanto, quedaba aislado hasta cuatro meses a causa de las nevadas. La carretera comarcal 281, en buen estado, conducirá al visitante hacia cuatro miradores: de Cruz de Cabezuela, del Zorro, del Jabalí y, el más elevado, el de Piedrasluengas, ya en Palencia.

Recomendaciones

La venta de Pepín. Es un clásico en la comarca y se encuentra en la carretera que une el paso de Piedrasluengas con Potes, cerca del cruce que se desvía hacia Polaciones. Es un restaurante pequeño, aunque sus propietarios se esforzarán por acomodar a los comensales. Comida tradicional y contundente a precios que parecen cosa del pasado: sopa de cocido, 2.50€; una deliciosa chuleta de ternera que rebosa el plato, 12€; una frasca de vino, 1€. 942744445. www.ventapepin.com

Las vistas sobre el valle que conduce hacia Potes (unos 30 kilómetros) son estremecedoras: a la derecha, Peña Labra, con su casquete rocoso sobre los prados en pendiente; a la izquierda, una sucesión de cimas redondeadas que invitan a un paseo no demasiado trabajoso; a tus pies, el tupido bosque de robles y hayas, y enfrente, como un telón de fondo, las primeras estribaciones de los Picos de Europa.

Desde Tudanca al paso de Piedrasluengas son unos 20 kilómetros por los que, no es broma, apenas pasa nadie, algún coche, algunos ciclistas, poco más. El asfalto es muy bueno en el tramo cántabro y muy malo en el breve tramo castellano, pero no debe desanirmar al conductor, que si anda listo, tendrá premio en la Venta de Pepín, muy cerca. Y el premio aumentará al regreso, si se detiene en Tudanca y Carmona, ejemplos de arquitectura montañesa muy bien conservados y en los que resulta agradable perderse. En la primera de ellas, un pueblo de cuestas exigentes, se encuentra la casa-museo de Jose María de Cossío, escritor y autor de la enciclopedia básica de la tauromaquia, mientras que Carmona, menos pendiente, sorprende por la paz de sus callejuelas repletas de macetas de geranios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos