Brindis en la copa de los árboles

La autora del reportaje se desplaza por un frágil puente tendido entre los árboles. /MAITE BARTOLOMÉ
La autora del reportaje se desplaza por un frágil puente tendido entre los árboles. / MAITE BARTOLOMÉ

Aventura y una copa de cava a más de veinte metros de altura, entre majestuosos pinos y robles

JENNIFER G. POLANCO

¿Nunca han soñado con disfrutar del bosque como los simios? Trepar a árboles, sentir como se les sale el corazón mientras se desplazan de uno a otro en lianas o deleitarse con la perspectiva de ramas y hojas caídas a más de veinte metros de altura. ¿No se han imaginado la pedida de mano de Tarzan a Jane entre nidos de pájaros en el vértice de algún árbol? Tal vez prefieran ser ustedes mismos quienes brinden con cava entre las copas de verdes pinos. O quizás les atraiga olvidarse la rutina viendo las agradables vistas del valle del Txorierri y los montes de Udalatx y Anboto. Sea lo que fuere, la visita al Forestal Park Bilbao es entretenida.

MAITE BARTOLOMÉ

Los amantes de la naturaleza viva, el deporte, la adrenalina y las alturas están de suerte. En un entorno inigualable, a menos de diez minutos de Bilbao, en Akarlanda, una de las áreas recreativas más visitadas de Bizkaia, está el Forestal Park. Podrán practicar arborismo y gozar como niños con tirolinas de hasta 200 metros y 20 segundos de recorrido, un pinódromo -así se llama el rocódromo que tienen en un pino- puentes, redes, cuerdas, anillas, escaleras e incluso lianas como las que tanto usaba el famoso héroe instruido por monos. Pero ahora los más románticos, de la mano de la agencia de turismo NorteSur Incoming, podrán brindar en las alturas. Para ello, los responsables del parque facilitarán una plataforma, unas copas y una botella de Benjamín de cava en una preciosa cestita.

La línea de vida

No obstante, lo más importante es la seguridad. Estar a más de veinte metros de altura asusta a la mayoría pero podemos relajarnos, respirar hondo y confiar en que terminaremos el recorrido. «No podemos olvidarnos de respirar», recuerda Josean, monitor del parque. Tarea sencilla en una situación de normalidad pero que se complica cuando aumenta el ritmo cardíaco, la presión arterial, nos tiemblan las piernas y sudamos en exceso. Este parque cuenta con un sistema muy eficiente: la línea de vida continua. Además del mosquetón y la polea, disponemos de una mecanismo de seguridad que tiene forma de C. Tiene una pequeña apertura por la que el cable no entra y que solo nos permite salir al finalizar el recorrido.

MAITE BARTOLOMÉ

El ánimo de los monitores

Y si la cosa se complica demasiado, los monitores disponen de una herramienta para sacarnos del circuito. «Yo la suelo llamar la C de cariño porque hay que manipularla con cuidado. A veces la gente se obceca y me dicen que no cabe. Pero siempre cabe, solo hay que tratarla con cariño», comenta Josean. El miedo es una reacción psicológica que puede tener efectos físicos ante una situación que consideremos peligrosa. En ocasiones, podemos estar seguros de que no nos ocurrirá nada, como es el caso, y aun así sentir pánico.

Forestal Park Bilbao. Erandio

Dónde
Carretera Akarlanda.
Cuándo
Todo el año
Precio
Niños: 17 €, adultos: 22 €. Brindis en los árboles: 26 €
Teléfono
946456000
Web y reservas
www.nortesurincoming.com.

Si nos fallaran las piernas o perdiéramos el control de la situación, quedaríamos colgados en el aire. En ningún caso llegaríamos a tocar el suelo. No obstante, aun siendo conocedores de esa información, el cerebro puede jugarnos una mala pasada y sentir que no podemos continuar el recorrido. En ese momento, la labor de los monitores cobra especial importancia. Sin sus ánimos, sus palabras tranquilizadoras, su experiencia y sabiduría y su impulso, superar el reto sería realmente complicado. Si logran escuchar sus palabras, pararse a respirar y deciden seguir sus consejos, al superar cada tramo solo tendrán palabras de agradecimiento para ellos.

Subirá su autoestima, su capacidad de superación y mejorará cualidades como el autocontrol o la actuación en situaciones de estrés.

Para todos los gustos

Para sentir la emoción de un verdadero aventurero, el bosque del Forestal Park Bilbao cuenta con dos tipos de circuitos. El familiar está diseñado para usuarios de más de 1,10 metros de altura (a partir de 5 y 6 años hasta los 11). Está compuesto por cuatro módulos que van aumentando de dificultad y altura y, de ese modo, fomentan la sensación de superación. La experiencia en este circuito está destinado a familias con niños, colegios, campamentos, grupos de amigos etc. Aunque también pueden participar grupos de adultos que nunca hayan vivido esta experiencia y quieran experimentarlo desde lo más básico. El circuito deportivo, (a partir de 1,45 metros de altura) consta, igual que el familiar, de cuatro niveles. Es ideal para adolescentes y adultos que quieran más emoción, sensaciones y altura. Cabe destacar que todos los juegos ‘difíciles’ tienen una vía de escape para poder continuar el recorrido por un tramo más fácil. Y todos nos harán sentir como un auténtico Tarzan.

Temas

Bizkaia

Fotos

Vídeos