El cine, un mundo sin secretos

Los entresijos del celuloide dejan de ser un misterio para los más pequeños gracias a un taller impartido en Valencia

MARIOLA SARRIÓ (EFE)Valencia

Los entresijos del cine dejarán de ser un secreto para los más pequeños gracias a un taller que se imparte en Valencia y que les va a permitir familiarizarse e identificar el lenguaje y los mecanismos que caracterizan al séptimo arte.

Eso es lo que busca el activista cultural Daniel Gascó en el taller que imparte en el centro de formación Idecrea en el valenciano barrio de Ruzafa a niños de entre 7 y 12 años, para "proporcionarles herramientas y vocabulario suficiente para ser capaces de diferenciar entre un plano, secuencia o imagen".

Gascó, quien lleva junto con su hermana el videoclub Stromboli en este barrio, explica que desde pequeños se consumen películas, pero entendemos su lenguaje "como algo muy abstracto a lo que no le damos ni cuerpo ni nombre y tampoco seríamos capaces de definir". En su opinión, se deberían conocer los mecanismos del cine "aunque solo sea porque a diario se recibe mucha información a través de imágenes".

La idea de este taller, que imparte por primera vez a niños, es dotarles de esos mecanismos y herramientas para que conozcan con qué técnica está hecha una escena, si es un ‘raccord’ o un ‘flahsback’, y ofrecer "el bagaje suficiente para valorar y desconfiar de aquello que ofrecen las películas e imágenes".

"Se trata de todo un desafío", asegura Gascó, quien incide en que "los niños son el segmento de población que más frecuenta las salas de cine" y por tanto, están muy familiarizados con este lenguaje, solo falta alguien que les sitúe y ubique con los conceptos y vea cómo lo absorben", algo que Gascó está "impaciente por descubrir".

El curso, bajo el nombre ‘Descubriendo el Cine’, comenzó el pasado 14 de septiembre y se prolongará hasta el 6 de octubre, con sesiones semanales de dos horas cada jueves durante cuatro semanas. En su primera clase, Gascó les explicó que un plano es como la palabra y una secuencia como una frase, aprendieron el contraplano y el fallo de raccord y conocieron el proceso de color de un corto de Pluto.

Algún plano de Berlanga

Cortos de 'El gordo y el flaco', películas en blanco y negro de Buster Keaton y algún plano de 'El verdugo', de Luis García Berlanga, le han servido para explicar secretos en el inicio del cine sonoro. El taller pone al alcance de los niños en papel el vocabulario y las películas que se visionan en las clases, con las que interiorizarán conceptos propios de los cineastas profesionales.

Respecto a la metodología, el también crítico de cine asevera que actúa "como pinchadiscos" ya que proyecta "de una manera muy dinámica" multitud de fragmentos de películas de todo tipo, antiguas y actuales, de cine mudo, de animación, de aventuras o cómicas. Asimismo, durante el curso también se proyectarán secuencias en versión original "para que los pequeños vean cómo se maquillan y varían las imágenes".

El curso se llevará a cabo a través de un "lenguaje teórico sobre la imagen", pues sobre la proyección de los fragmentos, que tendrán una duración de uno o dos minutos, irá explicando a los pequeños qué es un "travelling" o un "raccord" entre otros conceptos, al mismo tiempo que lo podrán visualizar en la pantalla.

Durante las sesiones también realizarán juegos con la intención de que el cine "les parezca algo más cercano, se diviertan y empiecen a descubrir sus técnicas sin saberlo", aprendan "cómo se consiguen los efectos, las sensaciones, los mecanismos, la luz y se planteen y descodifiquen lo que ven en la pantalla".

En definitiva, aprenderán conceptos que, a su juicio, a pesar de que no se enseñan en el colegio, "no se deberían desestimar", pues resultan "fundamentales" para interpretar los recursos de las películas, descodificar imágenes, ser más críticos y plantearse que "igual la imagen que ven en el telediario está manipulada".

Fotos

Vídeos