Toda una vida en la pelota

Tino Rey
TINO REY

El caso de Ángel Maria Villar ha convulsionado con absoluta virulencia a los estamentos del fúbol mundial. La noticia de su encarcelamiento por presuntas irregularidades en su gestión, trás tres décadas al frente de La Federación Española, ha sido noticia de portada en todos los periódicos.

Más allá de los problemas en la gestión, el mundo de la pelota también ha vivido pasajes similares en cuanto a longevidad al frente de un cargo. La Federación Española de Pelota también vivió un episodio muy similar, con distintos matices, con un presidente palentino, Ángel de Lamo, que dió con sus huesos en la cárcel de Carabanchel (Madrid) por cometer pesuntos desvios económicos en sus funciones presidenciales. Fue excarcelado un 15 de diciembre de 1992.

Su sucesor, Julián García Angulo, accedió al cargo en 1991 y al día de hoy permanece inamovible en el confortable y comodo butacón de la sede de la Federación Española de Pelota en Madrid. Ya lleva en el oficio la fríolera de 25 años, siendo reelegido en las respectivas elecciones de 1992, 1996, 2000, 2004, 2008, 2012 y 2016.

Angulo nació un 5 de agosto de 1952 en Ciudad Real. En su juventud desempeñó el oficio de almacenero en un concesionario de su ciudad natal y siempre tuvo una gran querencia al juego de pala. En está modalidad representó en casi todas las competiciones oficiales al Club Don Quijote, donde brilló esencialmente por su pundonor y destreza. Sin embargo, su principal finalidad era llegar a la cúspide federativa. A todo lo alto.

Lo logró y hay quienes sostienen que diseño unos estatutos muy afines a sus intereses para perpetuarse. La verdad es que ha sabido tejerse un prestigio en el mundo de la pelota. Muy pronto fue nombrado Vicepresidente de la Federación Internacional y prosigue ostentado ese mismo rango. Tiene en su haber varios reconocimientos y entre ellos hay que subrayar la de la medalla de oro de la Real Orden del Merito Deportivo.

El caso es que con la Federación Vasca de Pelota, entre ambos estamentos, se ha instalado un dialogo de sordos. Ni tan siquiera hay un respetuoso contacto. Impera el mayor de los mutismo. En Euskadi pasan de la villa y corte y lo que respecta al campo aficionado están imersos en otro tipo de cuestiones mucho más domésticas.

En lo que concierne al mundo profesional de la mano la entidad que maneja el cotarro es la Liga de Empresas, donde forman parte las sociedades de Aspe y Asegarce.

Fotos

Vídeos