VETE, JAVIER OLIVARES

Mikel Labastida
MIKEL LABASTIDA

Voy a aprovechar estas líneas para pedirle a Javier Olivares que se lleve su serie de TVE. Que merece mejor casa. Una en la que se la valore más y se la quiera. Que es muy importante que te quieran allá donde vives. Esta semana 'El Ministerio del Tiempo' ha anotado su cifra más baja de audiencia. No alcanzó ni el 6% de cuota de pantalla. Fue superada ampliamente por la competencia, que servía a Bertín hablando con Pablo Alborán y a las enfermeras de 'Tiempos de Guerra'. Los agentes capaces de volver al pasado a través de puertas estrenaban día. El ente público decidió el pasado fin de semana moverla en la programación para dar cabida los lunes a la nueva edición de 'Operación Triunfo'. Es el enésimo maltrato a una ficción que, por razones difíciles de comprender, no encandila a los directivos de TVE.

Ya tardaron muchos meses en aprobar que se rodase una tercera temporada, igual que, una vez grabados los capítulos, esperaron a estrenarlos cuando casi comenzaba el verano. Como agosto se echaba encima, y en esas fechas el consumo baja notablemente, se decidió interrumpir la emisión. Volvió hace unas semanas casi sin previo aviso. Por si todo esto fuera poco, el comienzo de los capítulos se ha ido atrasando, obligando a los espectadores a esperar hasta las 23 horas para seguirlo en directo. ¿Y a qué se debe este retraso? ¿A que TVE ha ido programando especiales informativos ante todo lo que está ocurriendo en Cataluña? Claro que no. Menuda broma. La razón es que el programa de Cárdenas se alarga, para que pueda contar sus cosas. Menudo suplicio.

Tengo la sensación -y no es por disculpar a TVE- de que no han sabido entender el tesoro que tienen con 'El Ministerio...', un producto que en una cadena comercial tendría poco recorrido pero que a una pública se ajusta como un guante. Pero ellos viven anclados en lecturas de audiencia del pasado y como locos por ganar buenos titulares que camuflen otros bastante vergonzosos. Que Olivares se vaya a Netflix con Paquita Salas; o a Movistar, ahora que 'Velvet' y 'La zona' ya están abriendo camino; o a HBO, que anda necesitada de productos patrios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos