terelu y el turismo

Yolanda Veiga
YOLANDA VEIGA

No se puede hacer un debate pretendidamente serio sobre el turismo en el plató de ‘Gran Hermano’. Aunque no era ‘GH’, era ‘Mad in Spain’, el invento veraniego de Telecinco, que el domingo pasado abordó la problemática del turismo en España. El asunto ha adquirido rango de prioritario y no hay nadie que no tenga opinión al respecto. La tienen también Terelu, Alonso Caparrós, Carlos Lozano, Francisco..., los tertulianos llamados a dar voz al pueblo (eso entienden por pueblo al menos en Mediaset). El problema va bastante más allá de los ingleses borrachos que van enseñando el culo por la calle, aunque aspectos como este tuvieron, obviamente, amplio reflejo en el espacio dominical que presenta Jordi González. Solo faltaban un par de políticos de segunda fila flanqueando a Terelu para hacer del ‘show’ ya directamente un circo.

Entre el público había también gente seria que daba testimonio de cómo de descontrolada está la cosa por su pueblo o por su calle, incluso por su edificio. Y ese señor que, entre enfadado y resignado, contaba que cada verano pasa un calvario a cuenta de los visitantes irrespetuosos tenía luego que escuchar cómo exconcursantes de ‘GH VIP’, que pintan en esto entre poco y nada, teorizaban sobre el asunto como si ellos tuvieran algo que decir. Tendrá Alonso Caparrós su opinión sobre el tema, como la podemos tener todos, pero, sinceramente, nos importa un pimiento. A los espectadores y, más aún, al señor que cada día tiene que lidiar con el problema.

Que un asunto así se trate en un contexto como ese es una parodia. La solución a un turismo descontrolado (en número y forma) no la tienen los exconcursantes de ‘Gran Hermano’. La tienen los políticos con capacidad para reformar normativas que estrechen el control sobre los alojamientos ilegales, las asociaciones vecinales que sufren el desmadre, el sector de las agencias, que tiene la responsabilidad y la oportunidad de promover un turismo que no venda España como destino europeo del macrobotellón. Sentar a teorizar sobre esto a los tertulianos que se pelean por un hueco en ‘Supervivientes’ que les proporcione unos euros (bastantes) es desvirtuar el debate.

Fotos

Vídeos